LA LUCHA POR LA TIERRA APENAS LLEGA A COLOMBIA

Compartir

Ayer no hubo conmemoración de un hecho luctuoso que le ha traído en vez de desarrollo y prosperidad a Popayán miseria y conflictos…En Armenia que también sufrió un terremoto años después, no se cobijaron de desgracia, sino de desarrollo y prosperidad…No viven el terremoto social que padece hoy, 36 años después, Popayán, terremoto social causado por indígenas y desplazados por la ambición, no cultural, sino política de tener más tierras para mantenerlas ociosas y contemplativas.

No haber prosperado una efectiva reforma agraria en Colombio es una tragedia tan grande como la padecida por la población rural a causa de las guerrillas, sobretodo de las FARC, porque no únicamente masacraron sino que desterraron a los campesinos para obligarlos a la miseria de las ciudades, a sufrir las adversidades del desempleo, la pobreza, la lucha por sobrevivir, las humillaciones, la defensa de la vida y la insolidaridad…. Eduardo Caballero Calderón nos legó su novela “Siervo sin tierra” para decirle al gobierno, los líderes sociales y los políticos cómo es necesaria una justa, equitativa y social distribución de la tierra en Colombia…Siervo Joya, encarna ese campesino anhelante por obtener un pedazo de tierra para cultivarla con independencia. Por ser propietario de una parcela, de un pedazo de tierra para cultivarlo independientemente y no dependiendo de un cabildo ni de un terrateniente y dejar de ser peón.

La Superintendencia de Industria y Comercio dice que el 27 % de la población indígena nacional no posee territorio colectivo reconocido…Durante la Conferencia Anual sobre Tierras y Pobreza, celebrada en Washington, aseguró que, de las 36 millones 255 mil 424 de hectáreas que conforman los territorios de las comunidades indígenas en Colombia, a cada uno de sus miembros le corresponden 26 hectáreas….En total, 605 resguardos indígenas están inscritos en el Registro Público de la Propiedad Inmueble, ocupando el 31,80 % de la nación, la mayoría, en Putumayo, Cauca y Antioquia….Solo las del Cauca son improductivas.

Hoy esa lucha por la tierra si fuera del campesino es justa porque es para trabajarla y hacerla producir pero en el caso de los indígenas, injusta al decrecer notablemente la producción en el Cauca porque ellos son los terratenientes de hoy pero improductivos…A los terratenientes de antes en el Cauca solo les queda

recoger los frutos de su árbol genealógico, dijo gráficamente la senadora María Fernanda cabal… En el Cauca la situación es deprimente y necesita más que otros departamentos, equitativa repartición de la tierra.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *