Profundizar los Beps, clave en la reforma pensional del ministro Alberto Carrasquilla

Compartir

Una mayor promoción de los Beneficios Económicos Periódicos (Beps) es uno de los ejes que tendrá la reforma de protección a la vejez, en la que ya trabaja el Gobierno Nacional por medio de una nueva comisión que alista un proyecto de ley que, según el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, podrá ser llevado al Congreso a finales de este año.

En el XII Congreso de Asofondos, el funcionario explicó que la discusión no puede centrarse únicamente en 20% de la población que alcanzará los requisitos para pensionarse, sino que hay que tener el foco en 80% restante que no lo logrará: un 34% que no ha ahorrado y un 46% que ahorró pero que no le alcanza para su jubilación. “Estamos convencidos de que somos capaces de hacerlo y de llevarlo al Congreso este año y que la problemática que tenemos esbozada se convierta en una realidad en este mismo año”, aseguró.

Para lograrlo, recordó los avances que se alcanzarían de aprobarse el Plan Nacional de Desarrollo, que aunque advirtió que no es una reforma pensional por la puerta de atrás, ayudará a aliviar las necesidades más inmediatas. Entre ellos, está el artículo 57 que permitirá hacer menos restrictivo el régimen de pensiones voluntarias y le ayudará a ser más eficiente. Para esto, se buscarán modificaciones para que tengan rendimientos más altos y para que las inversiones se puedan ajustar al perfil de riesgo de cada uno de los afiliados.

Carrasquilla también nombró el artículo 58, con el que no podrá reconocerse simultáneamente a ningún afiliado, una pensión de invalidez y de vejez, inclusive si la pensión de invalidez es de origen laboral. Según la presentación del Ministro, hay casos como el de la ARL Positiva, que ha desembolsado $19.000 millones en el pago de pensiones de invalidez a 111 personas que ya contaban con una de vejez.

El artículo 59 del Plan busca fortalecer los mecanismos para combatir las irregularidades en el reconocimiento de pensiones. Por ejemplo, según Colpensiones, el ahorro que podría generarse por la suspensión del pago de reconocimientos prestacionales fraudulentos llega a más de $700.000 millones.

Por último, dentro de este paquete de cuatro medidas, esta la ya mencionada promoción de los Beps para que la devolución de los aportes que reciben los colombianos que no cumplen los requisitos para pensionarse, vaya a este mecanismo y se convierta en un ingreso asegurado para su vejez. “Tenemos que profundizar ese mecanismo y que sean muchas más las personas que, habiendo ahorrado, tengan derecho a recibir ese Beneficio Económico Periódico”, dijo el Ministro.

LOS CONTRASTES

  • David CuervoDirector de Wealth Mercer

    “¿Qué tal si ponemos el ahorro en el sistema de protección a la vejez de los Beps, los fomentamos y los podemos gestionar con 20% que pone el Gobierno del presupuesto?”.

Juan David Correa, presidente de Protección, aseguró que este tipo de mecanismo ha logrado que un porcentaje de adultos mayores pueda contar con un ingreso vitalicio para su vejez. Sin embargo, agregó que las cifras todavía son muy bajas, por lo que se deben atacar los subsidios que aumentan la inequidad dentro del sistema. “Si tan solo se eliminaran los subsidios a pensiones más altas, se elevaría en 240% las ayudas a personas de Colombia Mayor y Beps. Estos últimos se podrán ampliar con la devolución de saldos y crear rentas vitalicias que financien mesadas cercanas a $280.000 al mes”.

David Cuervo, director de Wealth Mercer, dijo que sí existe una oportunidad de profundizar los Beps, pues hay que reconocer que en este momento hay una limitación para que las personas entren al sistema pensional.

“¿Qué tal si ponemos el ahorro en el sistema de protección a la vejez de los Beps, los fomentamos y, fuera de eso, los podemos gestionar con 20% que pone el Gobierno Nacional del presupuesto? Generamos ahorro necesario y suficiente como para dar un beneficio, un nivel de ingreso que le permita mejorar la suficiencia de ese ingreso al retiro”, añadió el experto.

Carrasquilla aclaró que hasta el momento no hay un articulado armado para presentar el proyecto de ley, pese a que ya iniciaron las discusiones, las cuales se irán presentando a la nueva Comisión a lo largo de este año, para así recoger la visión de sindicatos, pensionados, gremios, entre otros. Además, insistió en el mensaje que ha enviado el Gobierno de que la edad de pensión no se modificará. “Nosotros no tenemos un articulado ni una propuesta en este momento. Lo que tenemos es una iniciativa de diálogo con amplios sectores de la ciudadanía, con el fin de construir una propuesta consensuada, que tenga respaldo en diferentes grupos que están interesados en que este proyecto salga bien”, dijo.

Para Miguel Largacha, presidente de Porvenir, una reforma pensional tiene que apuntar a que más colombianos tengan cobertura y reiteró el llamado a revisar los subsidios que están otorgando. “Hoy en día hemos dicho que hay otras necesidades más importantes y hemos hablado de la cobertura, la equidad y la sostenibilidad. Por lo tanto la edad de pensión puede estar en el radar más adelante”, agregó el directivo.

Author: Red Sonora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *