El último video de una niña víctima del alud del cerro bronzanzo

Compartir

En la sede de Medicina Legal en Popayán, familiares de las víctimas que fueron trasladadas para su identificación esperan por sus seres queridos.

Algunos de ellos recibirán sus cuerpos y partirán hasta el municipio de Rosas, sur del Cauca, para continuar con la búsqueda de otros familiares que permanecen desaparecidos, tras el alud que cayó en la vereda Portachuelo y que hasta la tarde de este lunes dejaba 21 muertos.

Asly Bolaños Torres, de 7 años, es una de las personas que murió sepultada en el derrumbe. Ahora, se conoció un video, grabado hace pocos días, que le recuerda a Yanith Bolaños, su tía, la picardía e inocencia que caracterizaba a la niña, a quien hoy despide con dolor.

“Era una niña extrovertida, muy hiperactiva, le gustaba mucho la diversión, el reguetón, el baile”, señala la mujer, al anotar que era una “niña hermosa”.

Asegura que el hermano de Asly logró sobrevivir a la tragedia porque se encontraba de vacaciones con ella en Florencia, Caquetá.

“Él queda huérfano total, pues con mi hermano, pero el amor de la mamá es irreparable”, afirma Yanith.

Por su parte, Gerardo Torres espera los cuerpos de su hermano y tres sobrinos menores de edad, quienes también murieron sepultados.

Para él, el drama continúa, pues lo único que tiene de su familia es una foto que sostiene desconsolado. Además, hasta la tarde de este lunes, algunos de sus parientes aún seguían desaparecidos.

“Allá está mi hermano Evangelista, mi sobrino, mi cuñada y otro sobrino. Son dos sobrinos que tengo allá todavía. Aquí me van a entregar a Yeni y mi sobrinita, las tres niñitas y mi hermano Julio”, dice el hombre desde Medicina Legal en Popayán.

Fernando Meneses también espera recibir los cuerpos de Franklin Meneses, su hijo de 24 años, su nieta de 2 años y su nuera Yeraldín Torres, de 19 años de edad. Dice que eran agricultores y vivían ahí en el sitio de la tragedia.

“Las circunstancias a veces de los terrenos y lo que llega a pasar en este momento nos tiene en un duelo muy grande y yo espero que ojalá la autoridad principal, que es el alcalde, le ponga mano a ese sitio que está corriendo mucho peligro”, expresa.

Una vez los cuerpos de las víctimas sean entregados a sus familiares, serán trasladados hasta el municipio de Rosas donde se planea un sepelio colectivo.

Hasta la tarde de este lunes 22 de abril, se contabilizaban 21 personas muertas y 14 desaparecidas, luego del deslizamiento registrado durante la madrugada del día anterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *