Desarrollo Comunitario es la base fundamental para la construcción del Acueducto Interveredal Cargachiquillo

Compartir

Como parte del Programa de Abastecimiento de Agua Potable y Manejo de Aguas Residuales en Zonas Rurales se implementa el Proyecto ‘Acueducto Interveredal Cargachiquillo’ en el municipio de Totoró, departamento del Cauca, el cual busca beneficiar a familias indígenas y campesinas, a través del incremento de la cobertura de servicios eficientes y sostenibles para el suministro de agua potable y con ello materializar derechos fundamentales como el acceso al agua potable, la salud y la vida digna.

El proyecto incluye un esquema de trabajo técnico, comunicacional y social, acorde con las particularidades culturales de la región, para lograr así la apropiación de la comunidad. Por este motivo, se estructuró el componente de Desarrollo Comunitario, con el cual se aporta al entendimiento del entorno social y cultural de las comunidades vinculadas al Proyecto.

El componente de Desarrollo Comunitario ha contribuido a la socialización de los objetivos y alcance del proyecto con las comunidades, lo cual se realizó a través de estrategias participativas que lograron incluir a todos los actores sociales, organizaciones comunitarias, autoridades tradicionales, locales y comunidad en general, logrando integración y sinergia entre los diferentes territorios, empoderándolos en temas relacionados con los aspectos empresariales para la prestación de los servicios públicos, la sostenibilidad de la obra de infraestructura y el uso racional del servicio de agua potable.

El plan de trabajo del componente social, fue abordado por dos fases, iniciando con la fase de desarrollo comunitario que incluyó acciones de planeación y organización, para abordar el trabajo en campo, a través de la socialización de los objetivos y alcances del proyecto, para así dar paso a la elaboración del Diagnóstico Rural Participativo, que tiene como fin caracterizar el contexto sociodemográfico y cultural de la zona y comunidades beneficiarias, además de conocer sobre las condiciones de abastecimiento, uso del agua y el relacionamiento con ella, a través del tiempo.

Complementario a estos ejercicios y como evidencia de la permanente preocupación existente alrededor de la activa y determinante participación de la comunidad, se logró la conformación de dos veedurías ciudadanas, sobre las cuales hay un plan de fortalecimiento y acompañamiento continuos.

Como principal logro de la fase de Desarrollo Comunitario, se destaca el acercamiento a la comunidad y la generación de confianza hacia el proyecto, lo cual se ve reflejado en la firma del Acta de Protocolización, sobre la concertación de los ejes de trabajo que integran el proyecto y que fue debidamente tramitada en el evento realizado el pasado 18 de diciembre de 2018, en el cual participaron habitantes, líderes y lideresas de las 17 veredas incluidas en el área de cobertura, el alcalde del municipio de Totoró y gobernadores indígenas.

Por otro lado es necesario precisar, que durante el transcurso del presente año y en forma paralela a las actividades del Diagnostico Participativo, se ha empezado a recolectar información que oriente aspectos estructurales de La Fase II sobre Sensibilización y Educación con la comunidad, componente valorado en alto grado por la opinión comunitaria, habida cuenta que han entendido la importancia de vincularse con nuevos retos de vida, derivados precisamente del cambio trascendental que se debe dar desde el punto de vista social, ambiental, de salud y de hábitos de higiene, entre otros grandes referentes.

Para el seguimiento de cada uno de los avances obtenidos, el Comité Técnico del Proyecto, ha socializado ante las comunidades, los resultados de las evaluaciones efectuadas al trabajo de Las Consultorías Técnica, de Visibilización y Comunicaciones y de Desarrollo Comunitario, y es así como hasta la fecha se han llevado a cabo 4 sesiones del denominado “Comité de Seguimiento”, los cuales se celebraron el 7 de septiembre en Polindara, el 5 de octubre en Provitec -Florencia, el 30 noviembre en Alto de Novirao y el 21 febrero en Paniquitá, este último de gran relevancia porque fue el espacio y oportunidad para protocolizar el acuerdo con la comunidad, sobre la alternativa de diseño definitiva para el acueducto.

‘Este es un proyecto caracterizado por una necesidad de sostenibilidad enorme. De ahí que aspectos sustanciales del proceso como son la apropiación comunitaria del mismo, el compromiso por preservar el elemento agua, la disposición para el pago que permita la prestación del servicio y la necesidad de convertirse en administradores y operadores del sistema, son valores categóricos que deben trabajarse insistentemente en el marco del proceso de Desarrollo Comunitario.

Si lo mencionado anteriormente no se da, se estaría desconociendo la condición sustancial que permite la vigencia del proyecto en el transcurso del tiempo y la eficacia de una inversión, que de por sí, es supremamente importante. Se correría el riesgo de caer en el desconocimiento de realidades inobjetables como por ejemplo, no valorar el agua como elemento y recurso cada vez más escaso, alejar dicha valoración de su arraigo cultural en la comunidad, fomentar las prácticas de derroche indeseables y dejar, seguramente a la intemperie y al abandono, una enorme y costosa infraestructura. Por ello la afirmación de que la participación comunitaria es determinante para este Proyecto…’, afirma El Magister Carlos Horacio Gómez Quintero, líder de Desarrollo Comunitario de Cargachiquillo.

Adicionalmente a lo expuesto, es necesario manifestar que como parte de la información a tenerse en cuenta en El Diagnostico Rápido Participativo DRP, en la actualidad se está adelantando un ejercicio tipo encuesta, el cual debe reportar los siguientes resultados: Insumos para la caracterización sociodemográfica y cultural del área de cobertura del proyecto, censo de beneficiarios y potenciales beneficiarios y estudio de capacidad y disponibilidad de pago. Con esta información, más la recaudada en los encuentros comunitarios realizados a través de técnicas participativas como cartografía social, línea de tiempo y matriz de roles de actores hombre – mujer, se espera contar con todos los insumos para concretar los términos del diagnóstico, el cual debe ser expuesto ante la comunidad, en aras de obtener su validación o recoger las observaciones y sugerencias para terminarlo debidamente. Del mismo texto y conclusiones del DRP, se derivaran los elementos del Plan de Sensibilización y Educación con la comunidad, que deberán ejecutarse igualmente en el inmediato futuro.

El Proyecto de Acueducto Interveredal de Cargachiquillo es parte del Programa de Abastecimiento de Agua Potable y Manejo de Aguas Residuales en Zonas Rurales, el cual es financiado por La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo – AECID- con recursos del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio – MVCT- , y con recursos de La Gobernación del Cauca, a través del Plan Departamental de Aguas y es ejecutado por el Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo FONADE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *