“Escándolo en la Unicauca es una vergüenza”: Rector José Luís Diago

Compartir

Las directivas de la Universidad del Cauca expresaron toda su voluntad y disposición para que se esclarezca el escándalo por presuntas irregularidades en el registro de calificaciones de preparatorios en el sistema académico, SIMCA al considerar que no puede quedar un manto de duda sobre su compromiso de hacer cumplir el legado, la calidad y la transparencia en cada uno de los procesos.

El rector de la institución universitaria, José Luis Diago Franco, señaló que “es una vergüenza para la universidad que se haya dado este escándalo”. Reiteró que con la oficina de control interno se adelantan las investigaciones y algunas se han enviado a la fiscalía general de la nación seccional del Cauca para que cumpla con su papel.

Diago Franco fue claro al expresar que sí se comprueban anomalías, se tomarán decisiones inclusive suspendiendo o expulsando a estudiantes mientras que se adoptarán otras medidas con quienes obtuvieron en forma irregular sus títulos como abogados.

La presidenta del consejo de la facultad de derecho, ciencias políticas y sociales de la Universidad del Cauca, Gloria Ramírez Zuluaga, emitió un pronunciamiento frente a los hechos al parecer irregulares que se han dado para la graduación de un numeroso grupo de estudiantes del programa de derecho.

“La Alma Mater y sus dependencias están prestando la colaboración respectiva para el esclarecimiento de los hechos y determinación de los presuntos responsables. La Universidad del Cauca y la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales, en compromiso con su legado, la calidad y la transparencia de sus procesos, rechaza rotundamente cualquier acto de corrupción que se llegare a comprobar y desde ya está ajustando los protocolos que permitan mayor seguridad a los procedimientos propios de esta unidad académica”, dice un aparte del comunicado.

Más adelante, se dice que una vez se conoció de la denuncia, se procedió a iniciar de inmediato la correspondiente verificación en los archivos físicos que reposan en la Facultad y la información consignada en las historias académicas de los estudiantes referidos en dicha queja.

Agotado este procedimiento si da a lugar, se dará inicio a los procesos disciplinarios pertinentes”. Finalmente, se indica que “rechaza rotundamente cualquier acto de corrupción que se llegare a comprobar y desde ya está ajustando los protocolos que permitan mayor seguridad a los procedimientos propios de esta unidad académica”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *