Unidad implementa estrategia de cooperación internacional hacia víctimas vulnerables del Valle del Cauca, Chocó y Nariño

Compartir

La Unidad para las Víctimas fortalece las líneas de acción con la Fundación Plan Canadá y el Centro Canadiense para Víctimas de Tortura, con las cuales se busca restablecer derechos, medidas de protección, participación y empoderamiento económico para las víctimas del conflicto menores de edad y sus familias en el Valle del Cauca, Chocó y Nariño.

“Queremos seguir fortaleciendo vínculos que de acuerdo con competencias y mandatos puedan inyectar recursos y capital humano a la atención que ofrece la Unidad para las Víctimas”, expresó el director de la Unidad para las Víctimas, Ramón Rodríguez tras cumplir una reunión con la Fundación Plan Canadá International, en su visita a ese país.

La asistencia a comunidades vulnerables y azotadas por el conflicto armado es un trabajo permanente que requiere de replicar todas las experiencias exitosas, por ello “estamos aquí con el objetivo de ampliar el marco de cooperación y tener un mayor impacto en la implementación del programa denominado Liderando por la paz”, recalcó el jefe de la entidad.

La estrategia apoyada por el Gobierno de Canadá en Colombia está dirigida a 1.400 niños, niñas, adolescentes, jóvenes y sus familias.

El director del departamento de programas de Plan Canadá, Steve Ashby, añadió que “la primera fase de implementación está focalizada en municipios como Buenaventura, Quibdó y Tumaco, beneficiando alrededor de 60 mil niños y niñas”.

Para Ivana Ljubic, responsable del proyecto en Colombia, los componentes de la estrategia: fortalecimiento institucional, ciudadanía para la paz en entorno protectores  y empoderamiento económico, extensivos en el territorio colombiano, han aportado a la construcción de una paz territorial en los cuatro años de desarrollo de la estrategia.

El director Ramón Rodríguez destacó los esfuerzos del Gobierno nacional para garantizar la articulación de las instituciones y la prorroga de la ley 1448 de 2011 que ampara la reparación y derechos de asistencia a las víctimas.  “Se piensa en una extensión de la ley responsable frente a los recursos y el tiempo porque las víctimas requieren agilidad y respuesta oportunidad en los casos presentados”.

‘Esperanza después del horror’ 

Bajo el lema “Esperanza después del horror”, Teresa Dremetsikas, directora de programas del Centro Canadiense para Víctimas de la Tortura (CCVT), recibió al director  de la Unidad para las Víctimas, en el encuentro sirvió para establecer un plan de acción en materia de atención psicosocial en niños, jóvenes y adultos sobrevivientes del conflicto.

“Desde hace 40 años trabajamos por la protección, la integridad y crear conciencia acerca de los efectos continuos de la tortura y la guerra en los sobrevivientes y sus familiares”, dijo la líder Dremetsikas.

Author: Red Sonora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *