Cayó banda transnacional vinculada al crimen de Karina García en Suárez, Cauca

Compartir

La Policía, la Fiscalía y la Dian desarticularon una organización criminal transnacional dedicada al tráfico de armas y estupefacientes, cuyo centro de coordinaciones delictivas estaba instalado en la ciudad de Cali.

En desarrollo de 11 diligencias de registro y allanamiento adelantadas en la capital vallecaucana y los municipios de Palmira y Calima Darién se logró la captura de 16 presuntos integrantes de la red conocida como ‘Los Mercaderes de la Muerte’.

Asimismo, fueron halladas 12 armas de fuego, munición, accesorios como: silenciadores y proveedores, elementos tecnológicos y 26 radios de comunicación.

El cabecilla principal de la organización, Luis Aristizábal Vargas, quedó a buen recaudo de las autoridades. Este hombre simulaba ser comerciante de calzado, y tenía una empresa fachada de seguridad denominada “Búho-Servicio”, mediante la cual obtuvo contratos de seguridad para obras en Cali.

Además, se encargaba de realizar envíos de estupefacientes en la modalidad de encomienda y alquilar armas de fuego para la comisión de delitos como homicidios y hurtos.

Las autoridades señalaron que Marlon Salazar, quien era el encargado de la parte logística de esta red criminal, se encuentra prófugo de la justicia.

Por otra parte, se informó que, uno de los sujetos puestos a disposición del ente acusador es conocido como ‘Miller’, señalado exintegrante de las extintas Farc y quien no se acogió al proceso de paz.

Este hombre sería el enlace entre la red criminal y la estructura ‘Jaime Martínez’, al mando de alias Mayimbú, que tiene influencia criminal en el norte del departamento de Cauca y en zona rural del municipio de Jamundí, Valle.

De acuerdo con las investigaciones, la organización tendría como principal actividad delictiva el tráfico de armas de fuego de largo y corto alcance, ingresadas al territorio colombiano desde los Estados Unidos desarmadas y mimetizadas, bajo la modalidad de envíos urgentes.

Entre las armas comercializadas por la red criminal se encontraban fusiles AK-47 y Colt AR-15; pistolas Sig Sauer, Five Seven, Glock, Bernardelli, Ruger, Taurus, Stoeger Cougar, Pietro Beretta y Walther, así como revólveres Smith & Wesson.

El director de la Policía Fiscal y Aduanera, Polfa, general Juan Carlos Buitrago, dijo a los medios de comunicación que una de esas armas fue usada en el crimen de la candidata Karina García Sierra, asesinada en Suárez, Cauca.

En desarrollo de toda la operación, se logró la incautación de 1,7 toneladas de marihuana.

Adicionalmente, la información recaudada indica que esta organización habría movilizado en los últimos 9 meses aproximadamente 180 armas de fuego de uso personal y 45 de uso restringido por un valor aproximado de 1.700 millones de pesos.

‘Los Mercaderes de la Muerte’ obtenían rentas ilícitas a través del envío de estupefacientes hacia Suramérica, Centroamérica y Estados Unidos en la modalidad de encomienda; de la falsificación de salvoconductos para porte de armas de fuego y del cobro de dinero a través de la modalidad conocida como ‘gota a gota’.

En total, las actividades ilícitas les representaron en el tiempo de la investigación unos 3.000 millones de pesos, los cuales habrían sido legalizados mediante actividades comerciales de giros y corresponsales bancarios, para lo cual integrantes del núcleo familiar de los señalados delincuentes les habrían servido como testaferros.

Los presuntos integrantes de la organización capturados fueron puestos a disposición de la justicia por los delitos de concierto para delinquir agravado, fabricación, trafico, porte o tenencia de armas de fuego; tráfico de accesorios, partes o municiones; tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, fraude procesal, concusión, peculado por apropiación y prevaricato por omisión, conductas que imponen penas de entre 9 y 18 años de prisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *