No vamos a descansar hasta que liberemos al norte del Cauca de esos bandoleros: Duque

Compartir

“No vamos a descansar hasta que liberemos al norte del Cauca de esos bandoleros, de esos criminales y asesinos viles”, aseguró el presidente Iván Duque Márquez, durante la apertura del Taller Construyendo País #40, que se realiza en Armenia, Quindío.

Al referirse a los recientes hechos de violencia registrados, aseguró que a los criminales y narcotraficantes se les va a enfrentar con todo el poder de la Fuerza Pública, pero “también con el apoyo de la toda la sociedad colombiana”.

“Los colombianos no podemos tener dobleces para enfrentar al narcotráfico. Tenemos que ir unidos, como sociedad. Tenemos que demostrar que, en todos los rincones del país, todos los sectores políticos, toda la institucionalidad está unida para enfrentar ese fenómeno”, afirmó.

Agregó que “la tragedia que hemos visto en el norte del Cauca nos duele a todos, nos estremece a todos. Y nos estremece a todos porque los que están detrás de esos crímenes abominables son narcotraficantes y estructuras criminales disidentes, que nunca expresaron ningún compromiso genuino con la desmovilización”.

Asimismo, manifestó que estas estructuras criminales, conocidas en la región como la ‘Dagoberto Ramos’ y la ‘Jaime Martínez’, “han tratado de intimidar a las comunidades indígenas y a las comunidades a todo nivel. Han pretendido amedrentar a la institucionalidad política”.

Con respecto a las comunidades indígenas, el Jefe de Estado reiteró el compromiso de su Gobierno de proteger a estas poblaciones amenazadas por los violentos.

“Muchos de esos bandidos quieren meterse a los resguardos, porque saben que ahí hay más dificultad de acceso por parte de la Fuerza Pública (…) Se quieren valer de la situación de la cosmovisión de las comunidades para tratar de intimidarlos y de protegerse”, indicó.

Agregó que, “nosotros entendemos la cosmovisión, entendemos la ancestralidad, pero nuestro deber es proteger a todos los colombianos, incluidos siempre, siempre, a las comunidades indígenas de nuestro país”.

En ese sentido, dijo que no es propósito del Gobierno “invadir las creencias ancestrales”, pero sí es necesario contar con la colaboración de las comunidades indígenas para “protegerlas de los criminales”.

Reafirmó que el Gobierno va a aplicar el “instrumento de la Carpa Blanca, sugerido por la Defensoría del Pueblo, para que haya entendimiento” con los pueblos indígenas del norte del Cauca y sostuvo que 2.500 militares de la Fuerza de Despliegue Rápido número 4, Fudra 4, se sumarán a las operaciones contra los grupos armados en el departamento.

Finalmente, aseguró que el despliegue de Fuerza Pública en el norte del Cauca, el Gobierno Nacional lo combinará con inversión social y presencia institucional del Estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *