La violencia no le da tregua al Cauca

Compartir

Deterioro del orden público se dio en el departamento del Cauca por nuevas confrontaciones armadas entre tropas del ejército y disidencias de las FARC en Taravita, resguardo indígena de Tálaga, municipio de Páez y en los sitios El Pedregal y Huasanó en jurisdicción del municipio de Caloto. Durante estos enfrentamientos, las comunidades indígenas y campesinas vivieron momentos de temor.

Por su parte, otro grupo armado illegal hostigó por espacio de media hora, el cuartel de la policía en el municipio de Morales. A esos hechos, se sumó que en Las Guacas, municipio de Popayán, ocurrió un Segundo atentado con una Granada de fragmentación contra las instalaciones de la escuela de formación y adiestramiento del INPEC, resultado dos personas heridas aunque no de gravedad.

A lo anterior, se suma que brigadas de la CEO han sido retenidas e intimidades en el norte del Cauca mientras que se desconoce la suerte de Carlos Felipe Adarme Muñoz y Marco Tulio Cortés, quienes desaparecieron en forma misteriosa luego de un retén de la policía sobre la vía panamericana en el sur del Cauca, el pasado sábado 23 de Noviembre.

Las autoridades del Cauca van a convocar un Nuevo consejo de seguridad para evaluar estos hechos que alteran el orden público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *