Abren investigación contra dos generales por atentado a la Escuela de Cadetes

Compartir

La Procuraduría General abrió una investigación contra el mayor general Carlos Enrique Rodríguez González y la brigadier general Juliette Giomar Kure Parra por posibles omisiones el día del atentado a la Escuela General Santander.

Según fuentes del Ministerio Público, la idea es investigar si hubo o no una conducta que pueda ser reprochada en materia disciplinaria, por parte de estos altos oficiales.

Las fuentes indicaron que es necesario adelantar dicha investigación ya que, a pesar haber recibido algunos elementos probatorios, ordenados en el marco de la indagación preliminar por este caso, las pruebas no permitirían esclarecer por completo si los oficiales llevaron a cabo las medidas claves para proteger al personal, así como las instalaciones de la Escuela de Cadetes de la Policía Nacional General Francisco de Paula Santander.

Lea además: Gobierno y Cambio Radical tienden puentes para trabajar en agenda legislativa

El pasado 15 de noviembre, el presidente Duque sancionó la ley que otorga el ascenso póstumo a los estudiantes de la Policía fallecidos en el atentado a la escuela General Santander, perpetrado por el ELN en enero de 2019.

En esta norma debía otorgarse un “reconocimiento prestacional y pensional a las familias o a quien acredite este derecho“. La Ley 1998 de noviembre de 2019 también confirió autoridad al Gobierno Nacional para que inicie los trámites de reconocimiento de nacionalidad por adopción, de forma póstuma, a la cadete ecuatoriana Érika Chico, quien falleció en el atentado.

Atentado

El 17 de enero del 2019, hacia las 9:30 de la mañana, una fuerte explosión sacudió a la Escuela de Cadetes de Policía General Santander, en el sur de Bogotá. Varios cadetes, patrulleros y demás uniformados de la institución corrieron al rescate de sus compañeros.

Un carro, que quedó calcinado por la fuerza de los explosivos que estaba en su interior, fue el causante de este atentado que cobró la vida de 22 personas.

En aquella oportunidad, el temor se tomó a la ciudad, mientras las autoridades buscaban rápidamente a los autores materiales e intelectuales de este terrible hecho.

En las calles se hacían conjeturas de quiénes estarían detrás de este acto terrorista en contra de varios cadetes, simples jóvenes que se formaban para servir en la Policía.

El 21 de enero de 2019, mediante un comunicado en su pagina web, el ELN se adjudicó el atentado terrorista en este centro de formación de subtenientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *