Ser segundo en elecciones paga: 63% de ellos aceptaron curul

Compartir

El 37% de los candidatos a alcaldías y el 12,5% de los aspirantes a gobernaciones que obtuvieron el segundo lugar en las elecciones regionales del pasado 27 de octubre no aceptaron su curul en concejos y asambleas, de acuerdo con un informe del Consejo Nacional Electoral (CNE) .

De los 1.101 municipios del país en los que se celebraron elecciones, en 693 los excandidatos aceptaron tener representación en los cabildos y en 408 no lo hicieron.

Mientras que de los 32 que quedaron segundos en las contiendas por las gobernaciones solo cuatro declinaron su asignación. Estos fueron Luis Miguel Cotes, que buscó repetir como gobernador del Magdalena avalado por una coalición entre los partidos Cambio Radical, Liberal y Conservador; Víctor Libardo Ramírez, que luchó por la Gobernación del Cauca por una coalición entre los partidos Liberal, ASI, Colombia Justa Libres y Verde; Damir Bravo, que buscó la Gobernación de Nariño por coalición entre los partidos Conservador y Alianza Social Independiente (ASI); y Nery Oros Ortiz, que aspiró a la Gobernación de Vichada a nombre de una coalición entre los partidos Liberal, Cambio Radical y ASI.

Adicionalmente, nueve de los 32 candidatos que quedaron segundos en los comicios a alcaldías de capitales departamentales aceptaron la curul en los respectivos concejos.

Estos fueron William García Tirado, que aspiró por Colombia Justa Libres a la Alcaldía de Cartagena; Jorge Hernán Mesa, que lo hizo por coalición entre los partidos Liberal y Centro Democrático a la Alcaldía de Manizales; Piedad Correal, candidata por coalición de los partidos Liberal y La U a la Alcaldía de Armenia; Óscar Evelio Durán, aspirante por firmas a la Alcaldía de Arauca; Lilian Fernanda Salcedo, que buscó a nombre del Partido Liberal la Alcaldía de Yopal; Jorge Alexánder Quevedo, que fue candidato de coalición entre los partidos de La U y Colombia Renaciente a la Alcaldía de San José del Guaviare; Hugo Lozano, aspirante por La U a la Alcaldía de Mitú; Nayibe Estrada, candidata por el Centro Democrático a la Alcaldía de Puerto Carreño; y Mario Fernández, exsenador de la República y excandidato a la Alcaldía de Sincelejo.

Departamentos

Boyacá y Antioquia fueron los departamentos que tuvieron más municipios en los cuales los exaspirantes no aceptaron la curul. Las cifras entregadas por el CNE al respecto fueron: Boyacá 54, Antioquia 50, Cundinamarca 47, Santander 24, Tolima 22, Nariño 22, Chocó 19, Cauca 19, Bolívar 15, Cesar 12, Magdalena 12, Huila 12, Norte de Santander 10, Caldas 10, Valle del  Cauca 9, La Guajira 9, Meta 9, Córdoba 8, Casanare 8, Quindío 7, Putumayo 6, Atlántico 5, Caquetá 4, Vichada 3, Risaralda 3, Sucre 2, Arauca 2, Guaviare 2, Guainía 1, Amazonas 1 y Vaupés 1.

Oportunidad

El presidente del CNE, Hernán Penagos, afirmó que estas curules son “la oportunidad para que los candidatos que perdieron las elecciones representen a los ciudadanos que apoyaron sus programas de campaña. Esperamos que desde allí puedan hacer un verdadero control político a alcaldes y gobernadores”.

Las representaciones en concejos y asambleas fueron establecidas por el Acto Legislativo 2 de 2015, popularmente conocido como la Reforma de Equilibrio de Poderes. Este estipuló que “los candidatos que sigan en votos a quienes la autoridad electoral declare elegidos en los cargos de Gobernador de departamento, Alcalde distrital y Alcalde municipal, tendrán derecho personal a ocupar, en su orden, una curul en las asambleas departamentales, concejos distritales y concejos municipales respectivos, durante el periodo de estas corporaciones”.

Así mismo, la ley estableció que “posterior a la declaratoria de elección de los cargos de Gobernador, Alcalde distrital y municipal y previo a la de las asambleas departamentales y concejos distritales y municipales respectivamente, los candidatos que ocuparon el segundo puesto en votación, deberán manifestar por escrito ante la comisión escrutadora competente, su decisión de aceptar o no una curul en las asambleas departamentales y concejos distritales y municipales”.

Luego de esto, se señaló que las autoridades otorgaban las credenciales. Lo que buscaba esta iniciativa era entregarle a la oposición política una manera de ejercer control desde los organismos plurinominales.

Esta disposición constitucional tuvo su ‘estreno’ en el actual Congreso de la República a partir de los resultados de la elección presidencial de 2018, en donde tras el triunfador Iván Duque, se ubicó Gustavo Petro y su fórmula a la vicepresidencia, Ángela Robledo.

Como consecuencia Petro y Robledo decidieron ocupar estos escaños, el primero en el Senado de la República y la segunda en la Cámara de Representantes.

No obstante, en el caso de Robledo su curul en este momento está vacía porque el Consejo de Estado declaró la nulidad del acto de designación al encontrar que estaba incursa en doble militancia política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *