Polémica por aborto realizado por Porfamilia

Compartir

Hay polémica en Colombia luego que la senadora María del Rosario Guerra confirmara la muerte de Juan Sebastián, el bebé de siete meses de gestación cuyo padre, Juan Pablo Medina, venía solicitando que no se interrumpiera el embarazo. “Qué dolor confirmar la muerte de Juan Sebastián, un bebé de siete meses de gestación, con el argumento de la Corte de que se puede abortar sin importar la edad del feto, eso no es otra cosa que un feticidio”, dijo en Twitter la dirigente política.

Guerra sostuvo que defiende la vida del no nacido, y aseveró que Profamilia ha sido promotor del aborto indiscriminado en Colombia. “Ha montado un negocio alrededor de esta práctica escabrosa. Exigimos justicia y respeto por la vida. No al aborto”. El padre del bebé, Juan Pablo Medina, dijo que denunciará el caso por el delito de homicidio. Este medio intentó contactar a la madre del menor, pero hasta el momento no ha sido posible acceder a su versión.

Mediante un comunicado enviado por Profamilia, Juan Pablo Medina se enteró de que su pareja, la cual tenía 7 meses de gestación, había interrumpido su embarazo alegando que el bebé tenía malformaciones y que este proceso le había provocado daños psicológicos. Esta situación, que sucedió en Popayán, capital del departamento del Cauca, reabrió el debate sobre el aborto en el país. Juan Pablo Medina, pareja de la mujer que interrumpió el embarazo y padre del bebé que fue abortado, habló sobre este proceso. El aborto se llevó a cabo en una clínica de Porfamilia.

Cuando Juan Pablo se enteró, él afirmó que fue una noticia muy devastadora y que espera el cuerpo de su hijo para darle cristiana sepultura. Sandra Milena Rivera, madre de Juan Pablo y abuela del menor abortado, mostró todo su dolor tras esta decisión. “Tenían que haber escuchado a mi hijo, el batallo mucho para que respetaran la vida de mi niño, no lo hicieron, acabaron con la vida de un ser inocente, de una personita que no podía defenderse”, afirmó la mujer.

Sobre este caso, Martha Elena Arroyo, directora ejecutiva de Profamilia, entidad que propende por los derechos sexuales reproductivos de la población colombiana, aseguró que el aborto se llevó a cabo una causal cobijada por la ley. “Certificamos que se encontraba bajo una de las tres causales despenalizadas. Los profesionales ofrecieron asesoría integral sobre las distintas opciones a las cuales ella tenía acceso y con las cuales ella contaba”, concluyó la vocera. E

l padre del menor abortado aseguró que emprenderá acciones legales con la mujer que decidió interrumpir el embarazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *