Primera infancia del Icbf no opera en 28 departamentos de Colombia

Compartir

Alrededor de 650 mil niños de Colombia aún no tienen acceso a los programas de primera infancia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf), por cuenta de demoras en la contratación, que debía estar lista en enero pasado.

Por esa situación, madres comunitarias salieron ayer a marchar para exigir que se agilice la contratación y, de esta manera, se garantice la atención de esta población en estos 28 departamentos (ver Informe).

Estos programas son dirigidos a atender a los niños menor de cinco años en el país; es decir, en este momento esos pequeños no cuentan con alimentación ni cuidado de las madres comunitarias.

Para Olinda García, vocera del sindicato de madres comunitarias, la situación es preocupante, pues el Icbf solo ha implementado los procesos de contratación con los Centros de Desarrollo Integral (CDI) que cuentan con sede propia, y con los que deben pagar arriendo, conocidos como Hogares Infantiles, este proceso no se ha cumplido, por lo que aún están a la deriva. “El problemas es que el Icbf no ha contratado con todos”, indicó García, criticando las demoras en el proceso.

¿Qué pasó?

El Icbf ofreció excusas “por los inconvenientes que se han tenido con el inicio de la operación” y explicó que en esta ocasión se incluyó, por primera vez, una selección competitiva de los operadores, lo que modificó la contratación.

Frente a estas dificultades, el director de Primera Infancia del Icbf, Carlos Aparicio, manifestó que “este procedimiento preveía llamar a los operadores que están en lo municipal, después al departamental y después al nacional. Hemos tenido problemas; se invitaron primero a operadores nacionales y después municipal, entonces genera un caos de concentración que tenemos que ir a resolver”.

La demora, de acuerdo con la entidad, se debió a que se fijaron nuevos lineamientos técnicos a la hora de contratar, que incluyó que los posibles contratistas demostraran las capacidades pedagógicas, financieras, y evaluar el desempeño en contratos anteriores, si tenía o no procesos sancionatorios y qué tipo de aportes brindaría para luchar contra la violencia y la desnutrición.

Sobre las dificultades que se han tenido, el médico pediatra Carlos Vera, señaló, sin ser alarmista, que estas dificultades exponen a los niños a no tener un adecuado peso y talla y caer en la desnutrición.

Por lo que recomendó poner los programas multidisciplinarios (técnicos en primera infancia, psicología, nutrición, fonoaudiología, enfermería, vacunación y medicina) rápidamente al servicio, pues estos también permiten identificar a los niños que están con desnutrición e implementar las medidas necesarias para superar esa situación. “Queremos que sean visibles para así ayudarlos”, indicó Vera.

El Icbf, por su parte, respondió que desde ayer el proceso de contratación se aceleró para cumplir con las necesidades. “Se estima que al finalizar la semana el 90 % de la población beneficiaria de Primera Infancia ya cuente con los servicios del Icbf”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *