Dos presos muertos y uno hospitalizado: los tres casos de COVID-19 en cárcel de Villavicencio

Compartir

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) confirmó que son tres los casos de coronavirus en la cárcel de Villavicencio (Meta); dos de ellos fallecieron en menos de una semana mientras que el último recluso permanece hospitalizado.

La primera víctima fue un hombre de 63 años, la segunda  tenía 78 años y falleció el pasado 7 de abril. El Inpec confirmó también que el tercer caso se relaciona con otro interno que permanece bajo atención médica en un hospital de la ciudad de Villavicencio. 

En contexto: Inpec reporta segunda muerte de recluso en cárcel de Villavicencio sospechoso de COVID-19

Esta es la primera cárcel de Colombia en la que se registran casos de la COVID-19. 

Tres internos más están recibiendo atención médica y se espera que las pruebas que tomó el Instituto Nacional de Salud (INS), determinen si padecen o no el coronavirus.

El director del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), general Norberto Mújica, confirmó en entrevista con RCN Radio que el interno que murió presentaba los síntomas del coronavirus. El Instituto Nacional de Salud (INS) informó además que el otro interno tenía la COVID-19.

De interés: Él era Carlos Nieto, el médico colombiano que perdió la batalla contra el coronavirus

El general Mújica aseguró que se busca determinar si existen otros casos dentro de ese pabellón y se adoptaron medidas especiales para garantizar el aislamiento de los guardianes del Inpec que entraron en contacto con las dos víctimas, al igual que los otros reclusos.

El fallecido era un hombre de 78 años, quien estaba recluido en el mismo pabellón en el que murió la primera víctima de la cárcel de Villavicencio.

El oficial confirmó que la Agencia Nacional de Epidemiológica empezará a hacer la revisión de los internos que permanecen en el centro penitenciario y que pudieron haber tenido contacto con los dos hombres que fallecieron.

“El primer caso ocurrió con una persona que ya tenía un antecedente de enfermedad respiratoria; el día 31 de marzo necesitaba oxígeno, fue atendido inmediatamente y sobre las 4 de la mañana es enviado al hospital”, dijo.

También explicó que una vez se dio dado de alta, fue aislado dentro de la cárcel: “Casualmente esa misma noche llegó la libertad del juzgado y al otro día se hace todo el papeleo; sin embargo por su delicado estado de salud, el director de la cárcel gestionó su traslado a un centro asistencial donde fue atendido nuevamente”. 

El director del Inpec señaló que entre las hipótesis se analiza si el interno de 63 años que murió por la COVID-9, fue contagiado en el hospital o en la cárcel.

La Agencia Nacional de Epidemiología se encargará de definir cuál fue la ruta de contagio. Además, serán aislados los otros internos que pudieron tener contacto con la víctima en la cárcel.

El nuevo caso

Sobre el segundo caso, el general Mújica reveló en entrevista con RCN Radio que la muerte generó alarma entre las autoridades.

“El pasado sábado un privado de la libertad presentó un cuadro EPOC (enfermedad respiratoria), por lo que fue llevado al hospital donde finalmente falleció el 7 de abril; a él se le practicó la prueba y hasta el momento no se conoce si tenía o no coronavirus”. 

El director del Inpec reconoció que el interno que fue diagnosticado con la COVID-19 tuvo contacto con el recluso que también falleció, pues se encontraban en el mismo pabellón. 

Confirmó que en la cárcel de Villavicencio hay 1.738 reclusos, entre los cuales 538 se encuentran ubicados en el patio en el que murieron los dos internos. “Se tomó la decisión inmediata de aislar 60 adultos mayores a un pabellón primario y el resto de los internos, seguirán con medidas preventivas en la cárcel”, afirmó.

Con el Fondo Nacional de Salud se entregarán elementos como jabones, tapabocas, geles antibacteriales y alcohol. Frente al hacinamiento reconoció que es una dificultades más graves que se registran en las cárceles del país.

Debido a esto, anunció que el próximo lunes 13 de abril se instalará una carpa medicalizada en la cárcel de Villavicencio para atender a los internos y evitar la propagación del virus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *