33 uniformados fueron entregados a la Defensoría del Pueblo en Caloto, Cauca

Compartir

La Defensoría del Pueblo, la Procuraduría, la Personería y la Alcaldía de Caloto, Cauca, recibieron a 29 miembros del Ejército y cuatro de la Policía que habían sido retenidos por comunidades indígenas.

Las autoridades tradicionales aseguraron que, en la Hacienda La Emperatriz, los uniformados atendían una presunta información de hurto de ganado, y en medio de sus labores, dispararon sus armas contra los civiles.

Mauricio Capaz, líder indígena, señaló que la Guardia rodeó a los militares con el fin de exigir explicaciones, y detalló que tres de los uniformados aceptaron haber accionado sus fusiles, armas que les fueron retenidas.

Tras una extensa discusión, los uniformados regresaron a sus unidades, mientras que los tres fusiles fueron entregados a la Defensoría del Pueblo para que sean puestas a disposición de la Fiscalía y se adelanten investigaciones técnicas.

Es de recordar que hace pocos días, varios policías fueron retenidos por comunidades indígenas en la misma zona y en medio de circunstancias similares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *