Latam despidió a 1.400 empleados en Chile, Colombia, Ecuador y Perú

Compartir

La aerolínea Latam, una de las principales de Latinoamérica, informó este viernes de que decidió desvincular a 1.400 trabajadores pertenecientes a las filiales de Chile, Colombia, Ecuador y Perú como resultado de las graves consecuencias de la pandemia del COVID-19.

“Pese a todos los esfuerzos que hemos hecho por cuidar los empleos, nos vemos obligados a tomar esta difícil decisión. Los impactos del COVID-19 son profundos y resulta inevitable reducir el tamaño del Grupo Latam para proteger su sostenibilidad en el mediano plazo”, dijo el CEO de la compañía, Roberto Alvo, según recogió un comunicado.

La compañía volaba antes de la emergencia sanitaria a 145 destinos en 26 países y ofrecía 1.400 vuelos diarios, pero desde comienzos de abril tiene suspendido el 95 % de sus operaciones, situación que mantendrá durante este mes, debido al cierre de fronteras en distintos países y a la menor demanda por la pandemia del coronavirus.

La aerolínea, que se creó tras la fusión entre la chilena Lan y la brasileña Tam en 2012, opera únicamente algunos vuelos domésticos en Chile y Brasil y mantiene seis frecuencias semanales entre Santiago y Miami y tres frecuencias entre Sao Paulo y Miami.

A mediados de abril, Alvo dijo que era “inevitable” que las empresas del grupo tuvieran que “redimensionar sus respectivos tamaños y la forma en que operan”, lo que se confirmó en la jornada de este viernes.

“Lamentablemente hemos llegado a la conclusión de que no tenemos ninguna otra opción que empezar a achicar el grupo. Esta muy difícil y dolorosa decisión va a afectar a personas de algunas filiales de nuestro grupo. No puedo decirles otra cosa que el devenir de los hechos, la situación, nos obliga a tener que tomar estos pasos muy, muy difíciles”, dijo Alvo en un vídeo interno de la compañía que circula por medios locales.

“Quiero que estén muy conscientes que este paso no lo hacemos ni por desempeño ni por el profesionalismo de cada una de las personas que nos va a tener que dejar. Lo tenemos que hacer porque estamos obligados a tratar de adaptarnos a un mundo nuevo, el que nunca esperamos y que nunca quisimos, pero que es el que está frente a nosotros”, añadió el CEO de la compañía.

El directivo dijo a finales de abril que calculaba que durante el segundo semestre del año la compañía podrá recuperar entre un 50 % y un 70 % de sus operaciones, pero advirtió de que se trata de una “estimación muy variable” dado que aún no se sabe cuándo se van a levantar las restricciones fronterizas.

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), que reúne a cerca de 300 aerolíneas mundiales, reveló esta semana que la demanda global de pasajeros cayó un 52,9 % interanual en marzo y que los ingresos de las compañías se reducirán a más de la mitad en 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *