Fiscalía llama a juicio a empresario por reventa de boletas para los partidos de la Selección

Compartir

La Fiscalía General radicó formalmente el escrito de acusación contra el empresario Medardo Alberto Romero Riveros por su presunta participación en la reventa de la boletería para los partidos de eliminatoria de la Selección Colombia al Mundial de Rusia 2018.

El exrepresentante legal de la empresa TicketYa tendrá que responder en juicio por los delitos de agiotaje agravado (especulación para modificar los precios de los productos), corrupción privada, concierto para delinquir y ocultamiento, alteración o destrucción de elementos materiales probatorios.

En el escrito de acusación se advierte que pese a que la empresa no contaba con varios de los requisitos exigidos para el contrato resultaron beneficiados con el millonario contrato para la venta de boletería de los partidos que la Selección iba a disputar en el estadio Metropolitano de Barranquilla en la recta final de las eliminatorias.

Las pruebas recolectadas, los directivos de esa empresa habrían firmado un en agosto de 2015 un “acuerdo” con el entonces presidente del Real Cartagena, Rodrigo de Jesús Rendón y otros empresarios para que movieran sus influencias en la Federación Colombiana de Fútbol.

El 19 de agosto de 2105 se adelantó una reunión con los representantes de TicketShop. En ese encuentro se fijó la necesidad de buscar un carro blindado para llevar tres mil millones de pesos en efectivo con destino a los directivos y las personas encargadas de la licitación para asegurar la adjudicación de ese contrato.

En el contrato se señalaba que las boletas para los partidos de la Selección Colombia en el Metropolitano de Barranquilla debían venderse por un valor de 2.835.980 millones de pesos, sin embargo, los empresarios lograron vender estas boletas en $5.980 millones, generando así una afectación a las finanzas de la Federación.

Los empresarios revendieron 13.854 boletas, generando un beneficio de 3.105 millones de pesos para los empresarios que habían pactado el “acuerdo de voluntades” con el directivo del Real Cartagena.

En este proceso penal es clave el testimonio del expresidente de la Dimayor y actual directivo del Atlético Huila, Jorge Fernando Perdomo, quien detalló las presiones y los ofrecimientos que se hicieron en la Federación para la renovación del contrato para la venta de boletería.

“(…) Manifestándole que en su momento, esto es agosto de 2015, cuando se entregó el mencionado contrato a los señores Lucho, Ramón y el ‘chiquito’ haciendo referencia a Luis Bedoya, Ramón Jesurún se le entregó la suma de mil millones de pesos a cada uno, es decir tres mil millones de pesos en total”, precisa la acusación.

En la imputación de cargos celebrada el pasado mes de enero, el empresario no aceptó su participación en los delitos materia de investigación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *