¿Cómo mejorar la liquidez de su empresa en tiempos de pandemia?

Compartir

En el escenario de la pandemia por el Covid-19 muchas compañías han cerrado sus puertas y otras presentan problemas de liquidez. Este último término está asociado con la capacidad de una firma para responder a sus obligaciones a corto plazo y en el momento correspondiente.

Jenny Paola Lis-Gutiérrez, docente investigadora del Centro de Investigaciones de la Escuela de Negocios de la Fundación Universitaria Konrad Lorenz presentan algunas estrategias para mejorar la liquidez.

No quiere decir que su firma tenga que aplicarlas todas, sólo revise cuáles son factibles y las más convenientes para su caso.  

1.    Si tiene varias cuentas con efectivo, vale la pena concentrarlas en una sola, con el fin de obtener más intereses y facilitar su manejo.

2.    Reduzca los gastos, al menos temporalmente, por ejemplo: publicidad, contratos de outsourcing, papelería, entre otros.

3.    Venda activos sin utilizar o no esenciales. Esto aumenta los ingresos en el corto plazo y evita gastos de mantenimiento asociados.

4.    Llegue a acuerdos de pago con los clientes, empleando alguna de las siguientes opciones:

    • Si no es posible que paguen todas las facturas pendientes, se pueden recibir abonos.
    • En caso de ser posible garantice que las ventas sean de contado.
    • Ofrezca un descuento en el valor de las facturas si son pagadas con antelación.
    • Maneje una nueva política de anticipos en caso de no tenerla.
    • Ofrezca un descuento en el valor de las facturas pendientes de los clientes, si son pagadas antes de un plazo que usted establezca.
    • Si su sector se lo permite, ofrezca la opción de las compras pre-pagadas o bonos de regalo.   

5.    Llegue a acuerdos de pago con los proveedores, con el fin de realizar abonos a cuentas por pagar o recibir descuentos por pago anticipado.

6.    Reduzca el inventario. Puede hacerlo mediante varias formas:

    • Antes de comprometerse con un pedido o entrega verifique que sus proveedores cuenten con los insumos o productos necesarios y adquiéralos en el momento justo para iniciar la producción.
    • Compre insumos o productos mínimos, asumiendo una contracción de la demanda según el sector.
    • Aplique una política de liquidación de inventarios a menores precios para reducir el stock.

7.    Si tiene varios préstamos, tramite una compra de cartera, con una tasa de interés preferente.

8.    Si es posible fraccione el pago de impuestos, busque y acójase a dichas medidas en caso de estar disponibles.

9.    Si tiene un fondo de emergencia haga uso de este, pero intente no gastarlo todo.

10.Empleé el “factoring”, que consiste en un adelanto de las cuentas por cobrar por un tercero, con un descuento. El tercero espera el vencimiento de la factura y recibe el dinero.

11.Revise estrategias de cooperación o co-working con otras empresas del sector, por ejemplo, para adquirir insumos o maquinaria a mejores precios.

12.Revise si su banco ofrece opciones de crédito con garantía hipotecaria. Generalmente este tipo de financiamiento implica mejores tasas que los créditos de libre inversión.

13.Sea creativo. Si usted considera que hay otras alternativas que favorezcan a su empresa haga un cálculo de los posibles riesgos y si están dentro de su margen de tolerancia aplique su propuesta.

Recuerde que los grandes problemas siempre traen aprendizajes y soluciones que en el mediano y largo plazo terminan por fortalecer a los individuos y a las comunidades. Este episodio que afrontamos no será la excepción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *