Desmantelada red delincuencial El Clon, dedicada al hurto mediante fraude con tarjetas de crédito

Compartir

Un juez con función de control de garantías privó de la libertad a 5 presuntos integrantes de la red delincuencial autodenominada El Clon, dedicada a la comisión de estafas y hurtos mediante fraude con tarjetas de crédito a entidades bancarias.

Los cobijados con la medida judicial son Juan Pablo Libreros Rodríguez, Carlos Enrique Grass Nieto, Carlos Alberto Santa Martínez, Jorge Humberto Potes Bedoya y Diego Feria Suárez, a quienes la Fiscalía les imputó cargos por concierto para delinquir, falsedad material en documento público, hurto por medios informáticos y semejantes en concurso homogéneo y sucesivo.

Estas personas fueron capturadas por servidores del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), durante 5 operativos de registro y allanamiento a viviendas ubicadas en los municipios de Cali, Palmira, Guacarí y Buga (Valle del Cauca), así como en Santander de Quilichao (Cauca) y Bogotá, mediante orden judicial.

En las diligencias fueron incautados 7 teléfonos celulares y documentos expedidos en la ciudad de Bogotá.

De acuerdo con la investigación del ente acusador, el 4 de febrero de 2019, una fuente humana informó el modus operandi de la organización delictiva, cuyos integrantes estarían dedicados a la suplantación de clientes bancarios.

Para lograr su cometido, se presume que los investigados utilizaban poderes falsos, autenticados en distintas notarías de Colombia y países como Panamá y Guatemala. Con esos documentos fraudulentos obtenían tarjetas de crédito expedidas a nombre de los clientes suplantados y, posteriormente, al parecer se apropiaban del dinero depositado en sus cuentas.

La Fiscalía logró asociar 71 casos de varios clientes de una entidad bancaria en Bogotá, donde la defraudación alcanzó los $780.000.000.

Labores de policía judicial como el análisis de grafología y documentología, entrevistas a víctimas y testigos, la interceptación de líneas telefónicas y la identificación de los presuntos clientes bancarios, permitió a los investigadores frustrar el hurto de $1.000.000.000 más.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *