En solo 15 días han muerto 7 indígenas por causa del Covid-19 en un resguardo del Cauca

Compartir

En aislamiento permanecen algunas familias de varias veredas del resguardo indígena de Tálaga, en el municipio de Páez en el oriente del departamento del Cauca, luego del fallecimiento de siete adultos mayores en los últimos 15 días, como consecuencia de complicaciones en la salud provocadas, según las autoridades tradicionales, por covid-19.

Los fallecidos son mayores de edades entre los 60 y 85 años, y para evitar que se presente un posible brote del virus, en el territorio se adoptaron varias medidas restrictivas.

Por ejemplo, se suspendieron las clases presenciales en las instituciones educativas de La María, El Rodeo y Guapio, veredas en las que se han registrado los fallecimientos.

Otra de las medidas es la prohibición para realizar en el resguardo eventos que impliquen aglomeraciones y también la venta de licor por un tiempo de 14 días.

“Hemos tomado medidas en conjunto con otras zonas donde se han presentado los fallecimientos. En vista de la situación expedimos la resolución para aislar a nuestros comuneros y también reactivar los remedios de acuerdo a nuestros usos y costumbres y los cuales han sido efectivos en la prevención”, explicó Carlos Ossa, gobernador suplente del resguardo de Tálaga.

Sobre la vacuna, se manifestó que el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) no acogió o reconoció la vacuna para sus comunidades, es decir, que no se obliga a que sea aplicada, pero tampoco se prohíbe si los comuneros por su propia voluntad deciden colocársela.

Desde ese territorio se reconoció que, al igual que en otras zonas del país, se ha bajado la guardia frente al virus, por lo que con las medidas se espera se reactiven nuevamente los controles que durante la época más complicada de la pandemia consideran las comunidades que fueron efectivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *