El ministro Salud explicó lo que seguirá para el sector salud en los próximos meses

Compartir

Desde Armenia, Quindío, el ministro de Salud y Protección Social, Fernando Ruiz Gómez, hizo énfasis en que, teniendo en cuenta los aprendizajes de la pandemia por covid-19 y la construcción de un decálogo para el sistema de salud que será ejecutado en los próximos meses.

El jefe de la cartera de Salud reconoció en Colombia ninguna persona debió pagar para tener acceso a vacunas, UCI o pruebas PCR, y destacó que el sistema de salud colombiano respondió de manera efectiva a los picos de la pandemia, evitando un colapso.

Ruiz Gómez se refirió al postcovid, y la preparación a futuro para afrontar las secuelas de esta pandemia, así como “todo lo que quedó represado de pacientes crónicos o enfermedades que no fueron atendidas durante la pandemia”, aseguró el ministro.

Dentro del decálogo, el ministro señaló en primera medida el Plan Decenal de Salud Pública, así como las encuestas de salud desarrolladas con el DANE, “son dos encuestas que se realizarán el próximo año y buscan determinar la situación de salud de la población. Salimos del covid-19 y tendremos la línea de base para lo que sigue”, aseguró.

Adicionalmente, las rutas de atención, las cuales están diseñadas y expedidas, pero se espera dejarlas operando para el próximo año, así como el desarrollo de nuevas rutas en salud pública.

Está también la política de hospital público, necesidad demostrada por la pandemia, así como la definición de prestador primario para generar conjuntos de servicios e integración con las EPS.

En cuanto al talento humano en salud, la actualización de competencias, lineamientos de formación continua, así como “avanzar en la formación por competencias y no solamente la educación formal”, indicó el ministro de Salud.

Otro de los temas es el financiamiento. En el Acuerdo de Punto Final Territorial se espera llegar a 1.4 billones, y en el Punto Final Nación, “se estima que las EPS del régimen contributivo radicarán cuentas por $1,8 billones. Por su parte, ADRES auditará cuentas por $5,4 billones, incluidos los $3,6 billones que quedaron pendientes de auditoría en 2020”.

“Se hará una variación en el cálculo de la UPC, buscando tener un mayor ajuste en los territorios dispersos y zonas apartadas del país”, afirmó, agregando que un tema a impulsar es la regionalización, esto, teniendo en cuenta que la pandemia permitió que los gobernantes territoriales fueran parte de las decisiones.

Otro aspecto mencionado fue el CONPES que se construirá para establecer el concepto de seguridad sanitaria, esto con el fin de dejar una preparación para futuras pandemias en el país, así como producción de medicamentos y vacunas de manera local. Y señaló que se trabajará en historia clínica e interoperabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *