Más de 7.000 personas del Cauca serán impactadas con programas de prevención del consumo de sustancias psicoactivas

Compartir

La Oficina del Alto Comisionado para la Paz (OACP) y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), se unieron para poner en marcha intervenciones sociales y procesos comunitarios en los 42 municipios del departamento, en el marco del Plan Social del Cauca. La alianza busca fortalecer las capacidades comunitarias e institucionales para la prevención integral del consumo de sustancias psicoactivas, y la promoción de la pedagogía para la paz, la convivencia y la cultura de la legalidad.

Líderes juveniles, líderes comunitarios, madres, padres y cuidadores, familias, servidores públicos y más de 7.000 personas del departamento serán impactadas a través de la promoción de sus habilidades de crianza, habilidades para la vida y liderazgo juvenil. Además, personas pertenecientes a los pueblos indígenas Nasa y Misak, y comunidades negras, afro, raizales y palenqueras del Cauca, participan en estrategias de prevención del consumo de sustancias psicoactivas con enfoque étnico diferencial.

El Representante Adjunto de UNODC en Colombia, Olivier Inizan, destaca la importancia del trabajo articulado con aliados nacionales y territoriales para prevenir que las drogas y el delito amenacen la seguridad, la paz y las oportunidades. “Puerto Tejada, es una muestra del trabajo articulado que venimos adelantando junto con el Gobierno Nacional en los 42 municipios del Cauca, lo que nos ha permitido fortalecer las estrategias de prevención del consumo de sustancias psicoactivas, y realizar pedagogía para la paz, la convivencia y la cultura de la legalidad en el departamento, teniendo en cuenta su diversidad cultural, geográfica y social de las subregiones que lo conforman”,indicó.

En el municipio de Puerto Tejada hasta la fecha se han realizado acciones de prevención del consumo de sustancias psicoactivas con 233 jóvenes, 183 familias, 24 funcionarios y líderes, y 11 servidores públicos de la Policía Nacional. Actualmente, se adelantan acciones para el mejoramiento de la respuesta institucional y comunitaria para la prevención selectiva y el abordaje integral, así como el mejoramiento de las habilidades de los jóvenes para el afrontar los riesgos que inciden en el uso de sustancias psicoactivas.

Como resultado de los procesos desarrollados en Puerto Tejada con los jóvenes y las familias se destaca el intercambio de experiencias de prevención integral, promoción de la convivencia y la legalidad, un espacio donde se expusieron las potencialidades de los actores comunitarios y su liderazgo para implementar estrategias de prevención basadas en la evidencia a partir de su participación en procesos de desarrollo de capacidades. Dentro de las estrategias y programas implementados en el territorio se encuentran:

  • Programa Habilidades para la Vida y Liderazgo: fortalece las habilidades de los jóvenes para afrontar los retos de la vida cotidiana, la toma de decisiones y el pensamiento crítico, las cuales son fundamentales para la prevención del consumo de sustancias psicoactivas.
  • Curso Habilidades de Crianza: promueve la crianza respetuosa y efectiva como factor de protección frente al consumo de sustancias psicoactivas y otros comportamientos de riesgo, a partir del fortalecimiento del vínculo afectivo, del establecimiento de normas y límites y del acompañamiento en todas las etapas de la vida de los hijos e hijas.
  • Prevención Integral y Cultura de la Legalidad: formación basada en el Modelo Integral de Intervenciones de Iniciativas Comunitarias hacia la Seguridad y la Convivencia – MI3C.
  • Estrategia REMA (Reconoce, Explora, Motiva, Articula): contribuye a la prevención integral con jóvenes en riesgo de abuso de drogas y comportamientos contrarios a la convivencia y a la legalidad en cuatro municipios del norte del Cauca.

Gracias al trabajo articulado entre la cooperación internacional, el Gobierno Nacional y los diversos actores territoriales de los sectores público y privado, se logran fortalecer los factores de prevención y reducción de riesgos frente al consumo de sustancias psicoactivas, promoviendo el tejido social a través de la construcción de paz, convivencia y legalidad en los territorios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *