Indígena duro varias horas secuestrado y lo amenazaron con matarlo

Compartir

En el resguardo de Pitayó en zona rural del municipio de Caldono, el líder indígena y exconcejal de esa población, Bernardo Casso Yonda, fue interceptado por hombres armados que lo secuestraron y lo trasladaron hasta una zona montañosa a unos cuatro kilómetros del lugar de donde se produjo el rapto.

De acuerdo a la denuncia del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), el exconcejal se desplazaba en una motocicleta cuando aparecieron cuatro hombres armados que, sin identificarse, lo obligaron a detenerse. Posteriormente lo llevaron cerca del resguardo de Mosoco, dentro de esa misma población, donde lo interrogaron y lo amenazaron.

“Mayor hasta aquí le llegó su vida; ustedes son los que nos hacen la vida imposible hablando de resistencia, ustedes son unos corruptos. No siga trabajando más con la comunidad y movilizando la guardia indígena porque en la próxima no respondemos”, fueron las palabras que según el CRIC, lanzaron los secuestradores contra el líder.

Después de algunas horas, el indígena fue dejado en libertad y se pudo comunicar con sus familiares, que dieron aviso a la guardia, la cual desplegó un operativo de búsqueda y lograron ubicarlo.

“Ante esto, hoy más que nunca tenemos la claridad de señalar nuestro camino del Plan de Vida y nos declaramos en Asamblea Permanente. No queremos más asesinatos, secuestros, intimidaciones, amenazas y desplazamientos. Nuestro territorio no es un corredor del narcotráfico, nuestra comunidad no está al servicio de la infame estrategia de guerra”, expresó el CRIC en un comunicado.

Actualmente, Bernardo Casso Yonda es comerciante de ganado y a nivel comunitario ejerció cargos como concejal del municipio de Caldono y directivo de la Asociación Indígena del Cauca (AIC), además de ser un defensor de Derechos Humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *