En algunos barrios de Popayán no se acataron las prohibiciones

Compartir


Tal como se previó, numerosos niños y jóvenes salieron a las calles en algunos barrios populares a jugar con agua, talcos y betún.

Las tradicionales fiesta de Pubenza, hoy Carnavales, siempre se han jugado los días 5 y 6 de enero, actividad que se desarrolló durante estos dos días, como cada año, pese a las prohibiciones establecidas por la administración municipal.


Es así como circulan imágenes en redes sociales, en varios sectores de la ciudad, donde se ve el derroche de agua, alegría y talcos que enmarcan estas tradiciones del juego de blancos y negros en Popayán, bajo escasos protocolos de bioseguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *