Cuerdas y vientos se tomaron el auditorio de la Casa de la Moneda

Compartir

Avanza con buena aceptación el XXXII FESTIVAL INTERNACIONAL DE MÚSICA CLÁSICA SANTANDER DE QUILICHAO Y OTROS MUNICIPIOS organizado por el Club Fundación Kiwanis, que en su octava versión para la ciudad de Popayán ha brindado espectáculos dignos de admiración.

Es el caso del concierto de Viernes Santo realizado en el auditorio de la Casa de la Moneda que brindó al público asistente una variada oferta musical con la Orquesta Sinfónica de Timbío  y un concierto de trompetas a cargo de Sebastián Gil, Ernesto Chulía y Ferney Lucero, con el acompañamiento del Cuarteto Ad Libitum, quienes se llevaron los aplausos de los espectadores dejando una grata impresión entre los músicos.

“Me he sentido muy bien, contento de estar aquí en Popayán con el auditorio lleno y coincidiendo con esta importante semana religiosa”, indicó el trompetista español, Sebastián Gil.

Arte inclusivo en el Festival de Música Clásica

Popayán vivió un Jueves Santo cargado de arte y cultura con los conciertos de la agrupación Cantos del Viento, integrada por artistas en condición de discapacidad quienes deleitaron a los asistentes a la Casa de la Moneda, con las más bellas melodías de nuestro folclor colombiano.

Por su parte Enelia Salinas, coordinadora de Cultura del Departamento, quien asistió a la presentación de Cantos del Viento, destacó el trabajo que se viene realizando cada año con los organizadores del festival.

“Para este año estamos celebrando los 32 años de la fundación Kiwanis y precisamente la Gobernación del departamento viene apoyando los conciertos, los eventos en los municipios de Popayán, Santander de Quilichao, Miranda, Guachené, Almaguer, Caldono y Buenos Aires, vamos  a estar con nuestros artistas tradicionales”, indicó.

Grandes exponentes del arte lírico en el Paraninfo

Popayán disfrutó de un concierto de primer nivel en el Paraninfo Francisco José de Caldas a cargo del contratenor Asael Cuesta, el tenor Mauricio Ortiz,  acompañados del pianista y docente de la Universidad del Valle, Darío Santos, quienes ofrecieron un selecto repertorio religioso y lírico  que se robó los aplausos del público payanés.

El tenor antioqueño Mauricio Ortiz, calificó como una experiencia indescriptible su presentación en el Paraninfo de la Universidad del Cauca y exaltó el trabajo que viene realizando el Club Kiwanis. “Lo destaco inmensamente porque están haciendo patria, lo que están haciendo  por la cultura y esta es el resorte de toda sociedad, por eso felicito a la fundación, a la doctora Emith Montilla y todas las instituciones porque lo que hacen es por el bien del arte y los artistas “ indicó.

Entre tanto, la sorpresa del Festival estuvo a cargo de José Antonio Campo Damián, el joven catalogado como un virtuoso del piano, pues a sus 15 años ya ha compuesto 16 obras de música clásica en piano de alto nivel sin haber recibido formación musical de academia. José Antonio se presentó en Santander de Quilichao y Popayán, ofreciendo una melodía de su autoría que impresionó a los asistentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *