Varios sectores rechazaron el asesinato del indígena Jesús Antonio Montaño Tumiñá

Compartir

El asesinato del dirigente indígena Misak, Jesùs Antonio Montanoo Tumiñà, causò condena y rechazo por distintos sectores en Popayàn.

El cuerpo sin vida de Montano Tumiñà fue encontrado abandonado en un paraje de La Rejoya en el noroeste delmunicipio de Popayàn.

De acuerdo a lo que se conoce su muerto habrìa sido por las denuncias que formulò contra el grupo armado organizado residual, disidencias de las FARC, estructura Carlos Patiño en el sentido que estaba presionando e intimidando a las comunidades del sur del Cauca para que en las próximas elecciones votaran por el candidato del pacto histórico, Gustavo Petro.

Las autoridades en Popayàn, expresaron su indignación por este crimen de una persona que en reiteradas ocasiones había sido objeto de amenazas.

Trascendiò que a pesar de contar con esquema de seguridad a cargo de la Unidad Nacional de Protecciòn en el momento de su desaparición estaba solo. 

Montano Tumiñà estaba radicado en una parcela ubicada en La Rejoya de dònde desapariciò la semana anterior. El ex candidato presidencial, Federico Gutièrrez, reacción frente a este crimen y escribió en su cuenta de Twitter: “Me acaban de confirmar una triste noticia.

Fue encontrado sin vida Jesùs Antonio Montano, perteneciente a la comunidad indígena Misak, y apoyaba desde el Cauca, mi candidatura a la presidencia. Estaba amenazado por disidencias de las FARC por apoyarme. Que dolor tan grande”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *