Disidencias de las Farc y el ELN serían los responsables de agudizar el orden público en el norte del Cauca y otros municipios

Compartir

A las serias diferencias que existen entre los propios grupos armados organizados residuales, disidencias de las FARC y el ELN se atribuye la agudización del conflicto en el municipio de Guapi como en otros municipios del Litoral Pacìfico. 

Primero fue el asesinado del ayudante de la parroquia San Martìn, Roberto Carlos Rivas Hernàndez y màs tarde retuvieron a varios jóvenes, dos de los cuales fueron torturados y màs tarde asesinados a bala, siendo identificados como  Jesùs Manuel Cuero Mancilla y Johan Roberto Caicedo Orobio, estudiantes del colegio Fray Luis Amigò del corregimiento El Limòn. 

El gobernador del Cauca, Elìas Larrahondo Carabalì intentò llegar a Guapi pero por las condiciones climáticas no se pudo para atender la reunión del consejo de seguridad. Por su parte, el frente Josè Marìa Becerra del ELN, dio a conocer un comunicado dònde denuncia que otras dos mujeres fueron asesinadas cuando viajaban hacìa Iscuandè en Nariño. Las víctimas fueron identificadas como Martha Moreno y Juliana Riascos Caicedo.

Le atribuye esos crímenes al frente 30 de las disidencias de las FARC. Al mismo tiempo acusa de ser los responsables del secuestro del ex alcalde del municipio del Charco, Jesùs David Ureña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *