Comunidades indígenas siguen invadiendo predios en el norte del Cauca

Compartir

Un plan sistemático de invasiones de predios particulares antes de la posesión del presidente electo, Gustavo Petro ha promovido la comunidad indígena en el norte del Cauca, segùn la denuncia.

Se han dado vìas de hecho en Caloto, Padilla, Corinto y Guachenè. Gremios del sector productivo tanto del Cauca como del Valle denunciaron que indígenas vienen afectando no solamente la tranquilidad de la región sino que también la inversión.  Durante las últimas horas, indígenas ingresaron a la hacienda La Robleda, ubicada en jurisdicción del municipio de Caloto para picar la tierra y causar daños.

Antes lo habían hecho en predios cultivados de caña amenazando a los trabajadores por lo cual se presentaron protestas que incluyeron el taponamiento de vìas.  Entre los propietarios de fincas y haciendas en el norte del Cauca hay una voz de alerta ante las constantes acciones de los indígenas. 

“Estamos preocupados y no es para menos cuando ahora se habla que a partir del 7 de agosto se iniciarà la democratización de la tierra”, indicaron varios propietarios consultados. Lamentaron que el gobierno departamental del Cauca no haya atendido los llamados para evitar esa clase de invasiones.

A través de un comunicado respaldado por empresarios del sector azucarero, de agricultores y ganaderos, los gremios señalan que “en los “últimos dos meses se han presentado màs de 15 afectaciones a fincas en los municipios de Padilla, Guachenè, Caloto y Miranda”.

Exteriorizan que “estas acciones ponen en peligro la vida de los trabajadores agrícolas y de los habitantes de esta región”. Denunciàn que la víspera se presentaron avasallamientos en tres fincas de diferentes agricultores.

Uno de esos hechos ocurrió en Caloto, cuando un grupo de personas con bandereas y emblemas del consejo regional indígena, CRIC, llegaron a ocupar una parte de la hacienda Japio.

Sobre estas agresiones, el sector empresarial solicitò que se avance “de manera urgente en soluciones que protejan los derechos constitucionales de toda la población”.

Finalmente, hicieron un llamado a la sociedad colombiana a manfestar su rechazo a estas acciones “que ponen en vilo la vida  e integridad de quienes trabajan por el norte del Cauca”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *