Presidente Petro planteó pacto para la atención de las emergencias provocadas por la ola invernal en La Mojana y Ciénaga de Oro

Compartir

“Lo que hemos propuesto para La Mojana, pensando que estas obras puedan ser una solución de mediano plazo, es que se haga un Pacto por La Mojana. Ahora llevamos comida, algo de dinero, reubicaremos, con los predios de la SAE (Sociedad de Activos Especiales) y comprando tierras, a la población, porque el agua retoma su espacio, esa es la realidad de la vida”.

Así lo aseguró este jueves el Presidente, Gustavo Petro, al finalizar su recorrido por las zonas afectadas por la intensa ola de lluvias que ha afectado a La Mojana y Ciénaga de Oro —en los departamentos de Sucre y Córdoba—, donde solicitó a la ciudadanía de esta región del país conformar Comités de Crisis Climática y asumirlos como propios, para adaptarse a tiempos que no son buenos.

En su recorrido, el Jefe de Estado señaló que estos comités de crisis climática, “deben ser de la ciudadanía, de la sociedad, que tiene el derecho de aportar, de planificar de pensar, decidir, incluso, su inmediato futuro, porque se va a decidir sobre la calidad de la vida y la vida misma en cada municipio”.

Además, anticipó que “estos comités van a llegar al punto que toca, y es que, la tenencia de la tierra tiene que cambiarse. No es una guerra ni nada de eso. Es un pacto”.

El Mandatario alentó a las comunidades de estas zonas a que se organicen en comités para asumir la emergencia y adaptarse a estos cambios ambientales, porque la situación que se vive “no es una inundación, esto es parte de la crisis climática del mundo”.

Pacto por La Mojana

Desde muy temprano, el Mandatario recorrió la zona de La Mojana y se percató, de primera mano, de la situación de esta región que se encuentra anegada por el desbordamiento de los caudales.

El Presidente Petro se refirió al jarillón de Caregato, construido en 2010, del que dijo fue “prometido como la solución del problema, una solución ingenieril del problema”, el cual tuvo un costo de $ 140 mil millones a pesos del 2010 y duró solo 12 años.

Sin embargo, hoy la situación es crítica, en la medida en que el Mandatario afirmó: “Hay 27 mil familias afectadas, un enorme problema”.

“La predicción es que tenemos meses de más invierno y de aquí partimos, es peor”, dijo al explicar que, en 2010, por la intensidad de las lluvias, “tuvimos medio país inundado, ahora no es tanto por la intensidad de las lluvias sino por la duración en el tiempo de los periodos de lluvias, que prácticamente encadena dos años”.

Por esta razón, reiteró: “El Gobierno está frente a lo que llama la prensa ‘desastre nacional’, en una proporción mayor que recordamos antes del 2010, pero este va a ser peor” y enfatizó que todo esto es producto de “la crisis climática” y la consecuencia es que “los gobiernos tendrán que vivir de emergencia en emergencia”.

Explicó que en La Mojana no se puede arreglar el jarillón de Caregato, porque el país está en medio del invierno, razón por la cual aseguró que las tareas inmediatas son “acabar el hambre, desde ayer se puso el dinero en el Banco Agrario para empezar los giros familia a familia”, también “reubicaciones, ojalá, permanentes, todo predio de la SAE (Sociedad de Activos Especiales) que tiene el Estado para resolver problemas de reubicación de la gente más vulnerable”.

En su diálogo social con los líderes, lideresas y autoridades locales, el Presidente manifestó que las obras de mitigación en La Mojana cuestan $ 1 billón y, paso seguido, aseguró que en esta zona “más o menos el 10 % de los propietarios de tierras poseen el 80 % de esa tierra y el 90 de los propietarios se queda con el 20 %”, pero que en estas emergencias el agua no les llega a los dueños de la tierra porque están en Sincelejo, mientras que “los campesinos con el agua al cuello”.

Entonces, planteó: “La pregunta es si el Estado mete $ 1 billón, una vez pase esta emergencia, ¿Quién se beneficia? Pues se beneficia el dueño de la tierra o sea el 10% que no sufrió, le valorizamos la tierra con las obras que haga el Estado. A veces pensamos en la ingeniería y no en la sociedad”.

“En el mediano plazo, para hacer esas obras, lo que hemos propuesto es que el Estado pone el $1 billón, pero los propietarios del 80% de La Mojana, que son el 10%, paguen la valorización en tierra. Eso implicaría que, al menos, 30% de esa tierra, hoy en su poder, pase al Estado para entregárselas a los campesinos”, propuso.

Esto, según explicó, “la simple obra nos permitiría mejorar la estructura social de tenencia de la tierra, de tal manera que la inversión pública produzca equilibrio con la naturaleza, por un lado, y justicia social por el otro”.

Las prioridades para Ciénaga de Oro

Al referirse a la situación que se registra en Ciénaga de Oro, el Presidente consideró prioritario atender las necesidades de alimentación de los habitantes, debido a que “hay un problema de hambre en crecimiento, porque si vamos en un año y, además, vienen otros meses, pues esto se acumula, no tiende a mejorar, tiende a empeorar, y la gente no puede tener hambre”.

De la misma manera, aseguró que otro tema prioritario es la salud, en la medida en que consideró que “toda crisis trae una oportunidad”, debido a que en esta región se implementará el modelo preventivo que ya impulsa el actual Gobierno.

Petro indicó, además, que la crisis ambiental trae la oportunidad y de “empezar a construir el modelo preventivo de salud” en esa zona, aprovechando las condiciones extremas existentes en este momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *