Dos masacres en Colombia en menos de 24 horas

Compartir

Al menos siete personas habrían sido asesinadas en dos masacres ocurridas en el departamento de Nariño este sábado, en hechos que son investigados por las autoridades y que fueron denunciados por organizaciones indígenas y de Derechos Humanos.

El primer caso ocurrió entre los resguardos de Chiles y Mayasquer en zona rural del municipio de Cumbal al sur de Nariño, donde según el Movimiento de Autoridades Indígenas de Colombia, AICO, fueron asesinados Adriana del Rocío Guerrero Tarapuez, excorregidora del resguardo de Panán, su pareja sentimental Stalin Emilson Calpa Tupue, y el comunero Diego Armando España.

De acuerdo con esa organización, los tres comuneros fueron abordados por sujetos armados, quienes les dispararon en varias oportunidades, causándoles la muerte de manera instantánea.

“La pérdida de estos valiosos seres humanos deja un gran vacío en sus familiares, amigos y comunidad, desde la cual lucharon por la defensa del territorio, la vida y la autonomía de los pueblos Pastos y Quillasingas” señaló AICO en un comunicado.

Añadió que “rechazamos y condenamos públicamente estos actos de barbarie miedo y zozobra por el asesinato de nuestros hermanos comuneros de los Resguardos Indígenas de Panán y Chiles, presuntamente perpetrados en el trayecto de la vía que conduce de Chiles a Mayasquer “sector la puerta”.

“Este crimen se suma a los asesinatos sistemáticos y vulneraciones de los derechos humanos perpetrados en contra de nuestros pueblos y comunidades indígenas en el país y que perpetran los hechos violentos y el peligro a la pervivencia física y cultural de los pueblos originarios”, manifesto.

La organización pidió a las autoridades que se adelanten las investigaciones que permitan determinar los autores de este hecho.

“Desde las Autoridades Indígenas de Colombia “por la Pacha Mama AICO” exigimos a las autoridades competentes la celeridad en la investigación que permita identificar los móviles y responsables de este crimen y ese aplique todo el peso de la ley”, indicó.

Así mismo, solicitó a la Procuraduría, la Defensoría del Pueblo, la Personería, las autoridades departamentales y organismos internacionales “el apoyo y su presencia inmediata en este lugar, y adopten las metidas correspondientes que permitan solucionar la delicada situación de orden público en el territorio del gran Cumbal y velar por la protección de la vida”.

Según Fundepaz, esta es la cuarta masacre registrada este año en Nariño, cobrando la vida hasta el momento de trece personas.

De acuerdo con diferentes sectores, en la zona opera el frente José Luis Cabrera del Eln.

Segunda masacre en el departamento

Entre tanto, defensores de Derechos Humanos del asesinato de cuatro personas en el municipio de Olaya Herrera en la costa pacífica nariñense, en hechos que aún son materia de investigación.

Una masacre en Olaya Herrera donde mueren cuatro personas de sexo masculino, estamos a la espera de que las autoridades verifiquen los hechos y nos entreguen respuestas de estos dos hechos” advirtió la promotora de DD. HH. Nelly Salas.

Así mismo, rechazó estos actos violentos y solicitó que se acate el llamado al desarme multilateral propuesto por el presidente Gustavo Petro en el puesto de mando unificado “por la vida”.

Masacre en Cúcuta: cuatro muertos dejó balacera por el control del microtráfico

Un nuevo hecho de violencia también sacudió a la ciudad de Cúcuta (Norte de Santander). La tarde de este sábado 27 de agosto se registró una masacre en el barrio Pueblo Nuevo, cuatro hombres fueron atacados a bala.

El hecho ocurrió en la avenida 9 con calle 0, muy cerca de la terminal de transporte. De acuerdo con versiones preliminares, las víctimas fueron interceptadas y atacadas por hombre que se movilizaban en motocicletas.

“Cuatro personas fueron impactadas con armas de fuego, una falleció en el lugar y otras tres fueron trasladas a centro asistencial, pero lastimosamente allí fallecen. Con todo el personal de policía judicial e inteligencia estamos realizando la investigación este hecho que hoy enluta a la comunidad”, dijo el coronel Hilbar Alfonso Reyes, subcomandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc).

Las víctimas se encontraban frente a un taller de mecánica cuando los sicarios arribaron al lugar y de forma indiscriminada abrieron fuego. Las balas al parecer habrían alcanzado a otras dos personas que se encontraban en la zona.

Las primeras pesquisas indican que este violento suceso presuntamente sería consecuencia de la disputa entre bandas criminales por el control de la venta de estupefacientes en el sector. Al parecer, alias ‘Cúcuta’, quien se encuentra privado de la libertad en una cárcel, y alias ‘Saúl’, dos temidos delincuentes, según las autoridades de la ciudad, estarían involucrados en este hecho.

“Es una presunta retaliación entre dos bandas delincuenciales que se están disputando este terreno, podemos decir que alias ‘Cúcuta’ y alias ‘Saúl’ son los principales determinadores de estos hechos que se están presentando”, agregó el coronel Reyes.

Según el Instituto de estudios para el desarrollo y la paz (Indepaz), esta sería la masacre 70 que ocurre en Colombia, en lo ocurrido de este 2022. Sin embargo, hasta el momento no se conoce la identidad de las víctimas.

“La Defensoría del Pueblo ha emitido la AT 035/20 y un informe de seguimiento en el año 2021, el cual señala la inminencia de graves vulneraciones a los derechos humanos tanto de carácter selectivo como masivo, incluyendo el evidente y concreto marco de disputa entre actores armados”, dice Indepaz.

Este es tercer hecho de sangre que se presenta en la capital norte santandereana en menos de 24 horas, es decir que seis hombres han perdido la vida en medio de ataques a bala, presuntamente todos relacionados con el mismo móvil: el microtráfico de estupefacientes.

Uno de estos hechos ocurrió en la calle 2 entre avenidas 4 y 5, del barrio Motilones, en la ciudadela Juan Atalaya. Allí un hombre quien se encontraba frente a su vivienda fue sorprendido por sicarios que le dispararon en repetidas oportunidades, hasta dejarlo sin vida.

“Se presentó una situación de sicariato que nos deja un hombre sin vida, quien fue impactado con dos tiros en la cabeza y en la reacción de la Policía logramos que estos sujetos dejaran abandonada en el lugar una motocicleta que nos ayudará para esclarecer este hecho”, sostuvo el subcomandante.

El otro ataque sicarial ocurrió en el sector de Rosales, donde “otro señor fue baleado y perdió la vida a causa de las heridas. Las patrullas se encontraban investigando lo ocurrido en otro sector cuando se nos presentó este hecho”.

En la ciudad se reforzarán las labores de patrullaje y control operativo con el propósito de ubicar a los responsables de estos crímenes y, principalmente, evitar que sigan ocurriendo.

INFORMACIÓN REVISTA SEMANA // FOTO DE ARCHIVO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *