Rusia suspende suministro del gas hacia Europa por Nord Stream

Compartir

El consorcio estatal ruso Gazprom anunció hoy la suspensión completa del tránsito de gas a través del gasoducto Nord Stream por una supuesta fuga de aceite detectada durante el mantenimiento de la única estación compresora aún en funcionamiento.

“Hasta que no se elimine el fallo en el funcionamiento de los equipos, el tránsito de gas por el gasoducto Nord Stream queda completamente suspendido“, informó Gazprom en su cuenta de Telegram. 

El anuncio se produce un día antes de cuando la gasística rusa debía reanudar el suministro de carburante a Europa a través del gasoducto -que operaba ya solo al 20 % de su capacidad- tras concluir tres días de mantenimiento de una turbina de la estación compresora.

Según la gasística, representantes de la compañía Siemens, encargada del mantenimiento de las turbinas de Nord Stream, verificaron la presencia del fallo.

A la vez, el Servicio Federal de Supervisión Técnica de Rusia (Rostejnadzor) advirtió de que el problema detectado no permitía garantizar la explotación segura de la turbina.

“En este sentido, es necesario tomar las medidas correspondientes y suspender las operaciones de la turbina Trent 60 en relación con las violaciones graves que han sido detectadas”, señala la nota.

Según Gazprom, en el pasado semejantes fugas de aceite habían sido detectadas en otras tres turbinas.

A la vez, la eliminación completa de las fugas de aceite en estos aparatos “solo es posible” en un taller especializado, agrega el consorcio ruso, citando a Siemens.

Esta semana, el presidente de Gazprom, Alexéi Miller, dijo que la reparación de las turbinas de Nord Stream en una fábrica especializada es ahora imposible debido a las sanciones occidentales.

“Siemens actualmente prácticamente no tiene capacidad de proporcionar revisiones regulares de nuestras turbinas. Siemens simplemente no tiene dónde llevar a cabo estos trabajos”, dijo Miller a la televisión pública rusa.

El Kremlin advirtió hoy que la fiabilidad del gasoducto Nord Stream está en peligro, ya que no existen equipos de reserva que puedan reemplazar a los que se van quedando fuera de servicio.

No hay reservas tecnológicas, solo una turbina está funcionando. Hagan los cálculos”, señaló el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov. 

Con anterioridad, Peskov sostuvo que debido a las sanciones occidentales no se puede renovar el equipo técnico del gasoducto, y las turbinas que han sido reparadas no pueden ser devueltas a Rusia sin garantías de que no están bajo el régimen sancionador.

INFORMACIÓN EFE // FOTO AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *