Director de cárcel de Ecuador fue asesinado en un atentado

Compartir

El director de una cárcel de Ecuador, que hace dos semanas fue escenario de una masacre entre presos que se disputan el control del narcotráfico murió el jueves en un atentado en Quito, informó el organismo estatal a cargo de las prisiones (SNAI).

El retirado coronel de la Policía, Santiago Loza, “ha sido víctima de un mortal atentado”, señaló la entidad en un comunicado.

Loza, quien fue asesinado en un acto sicarial en una periférica vía de la ciudad ecuatoriana de Quito, según medios locales, asumió el 9 de noviembre el cargo de director de la cárcel denominada Pichincha 1 de la capital ecuatoriana, que alberga a unos 1.300 reos.

Diez presos murieron el 18 del mismo mes en esa misma penitenciaría, en medio de un enfrentamiento que estalló luego del traslado de cabecillas de reclusos a una cárcel de máxima seguridad en Guayaquil (suroeste).

“Repudiamos este cobarde hecho cometido en medio del proceso de transformación, que hemos emprendido como institución, para la seguridad y el control de los centros de privación de libertad”, añadió el SNAI.

Bandas vinculadas al narcotráfico sostienen una guerra por el poder dentro y fuera de las cárceles.

Más de una decena de masacres se han producido en varias penitenciarías de Ecuador desde febrero de 2021, que dejan unos 400 presos muertos. Algunas han pasado a figurar entre las peores de Latinoamérica.

Llamado de la ONU

Recientemente, la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, aseguró que la última masacre en una cárcel de Ecuador, y que dejó 44 presos asesinados, muestra la urgencia de la reforma del sistema de justicia penal y del penitenciario para resolver esta prolongada crisis carcelaria. 

Es una crisis que el coronel Mario Pazmiño, exjefe de inteligencia del Gobierno ecuatoriano, y actual consultor y docente en Quito, calificó como la muestra de que “Ecuador se transformó en un santuario del crimen organizado transnacional”. 

INFORMACIÓN Y FOTO AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *