Las mujeres rurales en el Cauca: líderes en la transformación del territorio

Compartir

La Fundación Alpina llevó a cabo el cierre del proyecto ‘Autonomía Económica de Mujeres Rurales del Cauca’, el cual se desarrolló entre 2020 y 2022 gracias a la cofinanciación de la Unión Europea y el apoyo ejecutivo de Comfacauca. Durante el evento de cierre, se presentaron los principales avances y logros alcanzados en pro del fortalecimiento del trabajo de 400 mujeres de Alto Patía, quienes desarrollan sus agronegocios en el marco de la agricultura campesina familiar y comunitaria.

Este proyecto fue ejecutado en los municipios de Argelia, Balboa, Sucre, Mercaderes y Rosas, y se apalancó de un ‘Sistema de Extensión Rural a la Medida’ (RASSA) diseñado por la Fundación para fortalecer la producción sostenible, las prácticas alimentarias saludables, la asociatividad productiva y la equidad de género. Con esta metodología se lograron desarrollar unidades productivas agroecológicas y huertas caseras de la mano de las participantes en territorio.

“La región de Alto Patía ha sido una de las más afectadas por la violencia y el conflicto armado. Para todo el equipo que participó en este proyecto, fue muy satisfactorio ver cómo las mujeres se convirtieron en lideresas dentro de sus comunidades y en voceras del cambio y de la paz. Además, la asociatividad permitió crear tejidos muy fuertes en los que juntas alcanzaron mejores resultados para sus negocios. Lo vivido en el territorio es ejemplo de que sí es posible construir inclusión y productividad rural sostenible en nuestro país”, mencionó Camila Aguilar, directora ejecutiva de la Fundación Alpina.

Dentro de los resultados más importantes, se destaca que el 81% de las mujeres reporta haber aumentado sus ingresos en un 100% o más; el 62% reporta una mejor interacción con su entorno y el fomento de prácticas de equidad de género dentro del hogar; y el 70% indica haber duplicado su productividad.

“Encontramos muchas historias de resiliencia, de empuje, de mujeres que le apostaron a un emprendimiento productivo para el manejo de sus fincas. Las mujeres del Cauca pueden dar testimonio a sus hijas e hijos sobre el valor de poder tener una economía familiar en igualdad”, agregó Tito Contreras, oficial de cooperación de la Unión Europea.

“La fórmula” detrás de los buenos resultados

Este proyecto se ejecutó en dos aristas. La primera fue el mejoramiento de la productividad agrícola y pecuaria de las mujeres rurales y la segunda fue la promoción de prácticas de equidad de género a nivel municipal.  Además, La Fundación Alpina realizó un seguimiento y una medición de las iniciativas puestas en marcha, dentro de las que se destacan:

Para el mejoramiento de la productividad agrícola y pecuaria

·  336 capacitaciones sobre buenas prácticas agroecológicas, agropecuarias y de cosecha.

·  Entrega de 400 kits agropecuarios para facilitar la implementación de las iniciativas.

· 8.400 visitas de asistencia técnica que fueron la base para implementar 400 unidades productivas agropecuarias enfocadas a gallinas ponedoras, pollos de engorde, cerdos de ceba, peces, abejas, lulo y granadilla.

· 5 diagnósticos de potencial comercial en las líneas productivas, logrando el diseño e implementación de planes de comercialización para cada uno de los municipios.

·  63 talleres para el fomento de la asociatividad, logrando la implementación de 21 grupos enfocados al ahorro y el crédito.

Para la promoción de prácticas de equidad de género

· 273 talleres sobre violencia de género y sus rutas de prevención

· 3.800 visitas de seguimiento y asesoramiento social en las que se promovía los derechos de las mujeres y los mecanismos de protección.

· 400 talleres familiares de resolución de conflictos para que las integrantes del hogar conocieran maneras democráticas de repartir las tareas del cuidado del hogar, dando mayor autonomía a las mujeres para liderar sus propios proyectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *