Luego de casi 60 horas lograron apagar el incendio en Barranquilla

Compartir

“¡Sí se pudo!” ese fue el mensaje del alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, quien a través de su cuenta de Twitter, dio a conocer la buena noticia de que, tras casi  60 horas de labores ininterrumpidas en la zona de almacenamiento de la empresa Bravo Petroleum, en el interior del muelle Compas, se logró controlar y extinguir el fuego.

Fueron dos días intensos de trabajos del Cuerpo de Bomberos de la ciudad que con apoyo de nueve máquinas del organismo de la ciudad, de Malambo, una máquina de bomberos aeronáuticos del Ernesto Cortissoz y dos máquinas más proveniente de Cartagena y Santa Marta, se concentraron en evitar que otros dos tanques también llenos de combustibles fueran alcanzados por las llamas, al tiempo que combatían las voraces llamas que provocó una monumental columna de humo que superaba los 50 metros de altura y que nublaron el cielo de la ciudad.

De igual manera, desde la Dimar, a través de la Capitanía de Puerto, dispusieron de cinco remolcadores que acompañaron las labores refrigerando y aislando la zona desde el río Magdalena.

Fueron dos cilindros: uno con 50 mil y otro con cuatro mil galones de gasolina corriente, según indicó la ministra de Minas y Energías, Irene Vélez, los que estuvieron envueltos en llamas desde las 4:20 de la madrugada del pasado miércoles 21 de diciembre.

La emergencia provocó además la muerte del sargento Javier Enrique Solano Ruíz, de 53 años, quien estuvo en el primer grupo que recibió el llamado y acudió al sitio. Infortunadamente, el socorrista acudió justo al momento en que uno de los tanques explotó y fue alcanzado por una estructura metálica que impactó contra su humanidad.

Fue tal la magnitud de lo ocurrido en Barranquilla, que los ojos del país se volcaron sobre la ciudad, pendientes en todo momento del desarrollo de la conflagración.

Desde el Gobierno nacional, las ministras de Ambiente, Susana Muhamad, y de Minas y Energía, Irene Vélez, estuvieron liderando el Puesto de Mando Unificado que se llevó a cabo desde las instalaciones de la Dimar, en Barranquilla, monitoreando minuto a minuto el avance de las operaciones.

También, el capitán Charles Benavides, director de la Director Nacional de Bomberos de Colombia, estuvo al frente empleando maniobras defensivas y ofensivas para acabar con el fuego, como finalmente se logró.

Seguimos con las labores de enfriamiento, pero definitivamente el fuego fue finiquitado, pero seguimos atentos para evitar que cualquier chispa vuelva a prenderlo, eso no lo queremos”, sostuvo el capitán Benavides.

Inicialmente, los organismos de socorro habían pronosticado que las labores podrían tomar entre cuatro y cinco días para que el combustible se consumiera en su totalidad y poder así concentrarse en la extinción del fuego, sin embargo, se logró controlar en menos del tiempo establecido.

Por ahora, la Vía 40, donde ocurrió la emergencia sigue cerrada en un kilómetro a la redonda mientras continúan las labores y posteriormente las autoridades distritales anunciarán su restablecimiento.

INFORMACIÓN LA FM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *