Monseñor Ivan Antonio Marín López denuncio el hurto de una de las campanas del santuario de Belén

Compartir

Monseñor Iván Marín López, ex arzobispo de Popayán, denunció el robo de una campana ubicada en la parte alta de la iglesia de Belén, por sujetos que ingresaron al lugar dañando una reja. La campana es elaborada en bronce y tiene un valor simbólico y religioso para la iglesia católica.

La policía que fue informada sobre ese hecho, trabaja para dar con el paradero del elemento hurtado y del responsable para su respectiva judicialización. 

Monseñor Iván Antonio Marín López arzobispo emérito de Popayán relató que la campana es un objeto sagrado porque es del culto de Dios y que quien la habya tomado que la devuelva.

El prelado agradeció a los medios que han difundido la noticia y pedido que se de información sobre quienes la hurtaron indicando que tiene confianza en que aparecerá.

Explicó que los ladrones aprovecharon que se estaba haciendo mantenimiento al campanario y que la puerta de acceso al mismo había sido violentado, su chapa destruida y la cuerda que sostenía la campana cortada.

El hecho ocurrió antes de finalizar el año anterior y apenas al empezar el nuevo se viene a notar su desaparición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *