Defensoría del pueblo hace acompañamiento a las familias damnificadas en Rosas, Cauca

Compartir

La Defensoría del Pueblo, a través de su Regional Cauca sigue acompañando a los habitantes del municipio de Rosas que resultaron afectados por un deslizamiento de tierra, de manera especial para que se brinde la atención, protección y entrega de ayudas de emergencia a quienes están en los albergues y para verificar el traslado de las familias afectadas.

La Defensoría del Pueblo considera fundamental proteger los derechos de la población que se quedó sin un lugar en donde vivir o incluso sin alimentación o ingresos económicos al tener que abandonar sus cultivos. Son al menos 160 familias las que, por ahora, han resultado afectadas por el desastre natural.

Los reportes de las autoridades de atención de emergencias indican graves afectaciones en las veredas La Soledad, Chontaduro, Párraga Viejo y Santa Clara, en donde algunas viviendas quedaron prácticamente destruidas. Así mismo, hay nueve veredas más con posible afectación e incomunicadas por vía terrestre hacia la cabecera municipal de Rosas y el resto del país. 

Los funcionarios de la Defensoría del Pueblo también han visitado en el sitio donde se dio el colapso de unos 500 metros de la carretera Panamericana, importante vía del país que comunica Cauca hacia Nariño y la salida a Ecuador. Esta situación genera dificultades en abastecimiento de alimentos, combustibles, oxígeno médico, entre otros, y la salida de productos agrícolas y pecuarios de esta región del país.

El equipo en territorio de la Defensoría del Pueblo permanecerá en el lugar y solicita a las demás instituciones autoridades a que también lo hagan hasta que se reabra la carretera; se haga una labor de contención y los damnificados puedan ser reubicados. 

La Defensoría del Pueblo seguirá articulando las gestiones humanitarias necesarias con las autoridades y entidades como la Gobernación de Cauca, la Alcaldía de Rosas, el Ministerio de Transporte, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) y el Instituto Nacional de Vías (Invías), entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *