Supersalud investiga a EPS SURA por afectar prestación de  servicios a pacientes en condición de vulnerabilidad 

Compartir

La Superintendencia Nacional de Salud, tras  establecer la simultaneidad y la connotación de súplica por la urgencia requerida en  la prestación de los servicios de salud para dos afiliados, abrió investigación administrativa contra la EPS SURA por presuntamente, vulnerar el derecho fundamental a la salud a personas de especial protección constitucional. 

El primer caso corresponde a un menor de edad residente en Medellín con  diagnóstico de atrofia muscular espinal tipo II, una enfermedad huérfana. 

El pasado mes de diciembre, la madre del niño acudió a la Supersalud después de  haber enfrentado, barreras de acceso a la instancia de “junta médica especializada” con el fin de recibir los servicios necesarios para el manejo de la condición de salud del menor de edad. 

Tras los requerimientos realizados por la Supersalud a la EPS, se evidenció la falta  de respuesta oportuna y de fondo de SURA, omitiendo información del caso, a pesar  de encontrarse plenamente documentados los inconvenientes, para garantizar el  acceso oportuno a los servicios. 

Obstáculos a tratamiento de mujer con discapacidad 

La segunda investigación abierta por la Superintendencia está relacionada con la  restricción en el acceso a los servicios de salud de una usuaria de 75 años, de Barranquilla, diagnosticada con múltiples patologías neurológicas que afectan su  movilidad, calidad de vida e incluso la dignidad humanan y que requieren cuidados  especiales. 

Tras la presentación de una reclamación ante la superintendencia, el pasado 4 de  noviembre, se identificaron presuntas demoras en la atención de medicina  especializada, como en la valoración por médico tratante para la determinación y  autorización de servicios de salud domiciliarios -entre ellos cuidado de enfermería y  cama hospitalaria.

Paralelamente, la usuaria acudió a la justicia -vía tutela- y logró que el 5 de  diciembre de 2022 el Juzgado Segundo de Familia de Barranquilla ordenara a la  EPS SURA la valoración del médico domiciliario, para que este determinara la  pertinencia de los servicios y tecnologías en salud requeridos por la paciente, los  cuales, deberían ser autorizados y entregados de manera inmediata por parte de la  EPS, orden judicial que no se concretó. 

Como consecuencia del inobservancia de las ordenes de la Superintendencia  Nacional de Salud aunado al incumplimiento de la orden judicial, de nuevo la  Supersalud intervino para que, manera inmediata SURA informara las gestiones  realizadas para garantizar los servicios requeridos a la usuaria, cuyo nuevo  incumplimiento, generó la investigación administrativa que determine los  responsables de la presuntas omisiones evidenciadas a lo largo del  acompañamiento del ente de control 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *