Sigue en veremos inicio de obra de la Doble Calzada POpayán – Santander de Quilichao

Compartir

Nuevas dificultades para iniciar las obras de construcción de la doble calzada Popayán-Santander de Quilichao surgieron durante las últimas horas luego que la Corte Constitucional dejó sin efectos todas las consultas previas que se habían realizado por las comunidades indígenas y afrodescendientes.

De acuerdo a lo que se conoce, un fallo del tribunal superior de Popayán de febrero de este año, consideró que si se había surtido en debida forma las consultas con las comunidades existentes en la zona de influencia de la doble calzada y ahora la corte constitucional dejó sin efecto ese fallo y ordena que se deben realizar de nuevo las consultas previas lo cual conllevaría a otros dos años más.

El fallo de la corte constitucional afectaría la apertura de las obras de construcción de ese megaproyecto que ha sufrido toda clase de dificultades.

Solo en las próximas horas se conocerían pronunciamientos de las autoridades y los gremios económicos del Cauca ante el fallo de la corte constitucional que ordena realizar de nuevo las consultas previas con las comunidades indígenas y afrodescendientes para poder ejecutar el megaproyecto de la construcción de la doble calzada Popayán-Santander de Quilichao. Ya la obra se encuentra financiada y adjudicada al consorcio Nuevo Cauca.

Superó al mismo tiempo, un problema de crisis económica de uno de los integrantes del consorcio y estaba todo listo para iniciar los trabajos. Se conoce que en Noviembre de 2018, el Juzgado segundo penal del circuito de Santander de Quilichao, falló a favor la tutela presentada por el cabildo indígena de La Laguna, municipio de Caldono. Se alegó en el momento que pese a que la doble calzada afectada su modo de vida, nunca fueron consultados para la construcción de esa vía.

De acuerdo al juzgado, se ordenó realizar la consulta previa a la comunidad de La Laguna. El fallo fue impugnado y en febrero de 2019, el Tribunal Superior de Popayán consideró que si había surtido en debida forma las consultas con las comunidades existentes en la zona de influencia de la doble calzada y dado que en su criterio el cabildo de la Laguna en Caldono se encontraba fuera de la zona de impacto, no se había violado los derechos de dicho grupo indígena, ordenando dar continuidad al proyecto vial.

Trascendió que la comunidad impugnó el fallo del tribunal superior de Popayán y en sentencia proferida el pasado 20 de Junio, la Corte Constitucional lo revolcó dejando sin efecto todas las consultas previas que se habían realizado en el 2017 con las comunidades indígenas y afro y para no alteranar la forma de vida de los indígenas Nasa integrantes del cabildo La Laguna, ordenó realizar unas nuevas consultas. Se dice finalmente que hasta tanto no se hagan las nuevas consultas, no será posible iniciar la construcción de la doble calzada Popayán-Santander de Quilichao.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *