A la violencia que acecha al Cauca se suman los secuestros: van tres en la última semana

Compartir

En medio de la escalada de violencia que acosa al Cauca, con hechos como la masacre de seis personas en Suárez el domingo pasado, el flagelo del secuestro también sigue generando zozobra en esta región.
En la última semana, en el departamento se han registrado tres plagios de comerciantes: dos de los casos sucedieron en Santander de Quilichao y el otro entre las localidades de Mercaderes y La Unión (Nariño).

El caso más reciente sucedió a eso de las 7:00 a.m. del miércoles, cuando Harold Humberto Bermúdez Ayala, propietario de la empresa de chance Apuestas El Gordo, se movilizaba en su bicicleta, con un grupo de ciclistas sobre la vía que comunica a Santander de Quilichao con Popayán.
“En un parador, ubicado a un costado de la carretera y a la altura de Mandivá, el lote de ciclistas se detuvo a descansar y a tomar agua, pero resulta que los delincuentes ya lo tenían fichado, por eso esperaban en el sitio, cuando los deportistas arribaron, desenfundaron armas de largo alcance, obligaron a los demás deportistas a tirarse al piso y luego, a empellones, condujeron a Harold a una camioneta que tenían parqueada y luego huyeron hacia la montaña”, explicaron funcionarios del Gaula militar.

Harold Humberto Bermúdez Ayala,comerciante secuestrado en Santander de Quilichao

Harold Humberto Bermúdez Ayala,comerciante secuestrado en Santander de Quilichao.

Foto: Colprensa

Registrado esto, los demás deportistas alertaron a la esposa que los acompañaba, en una camioneta, y después optaron por regresar a Cali, ciudad de donde habían partido.

“La esposa iba escoltando la caravana desde su camioneta, por eso no se enteró del hecho, ya luego le contaron, de ahí que regresaron a la ciudad de nuevo”, manifestó por su parte una testigo del secuestro.

Luego de ser informados, la Policía y el Ejército ejecutaron un operativo en la zona, con el fin de obstruir la huida de los delincuentes con la esperanza de liberar así al comerciante.

Sin embargo, y tras varias horas de patrullajes en helicóptero por esta zona del departamento, la Fuerza Pública no logró resultado alguno: los secuestradores llegaron, con la víctima, a una parte selvática y apartada de Santander de Quilichao.

Mientras tanto, los amigos y familiares denunciaban el caso a través de las redes sociales y al final, el comandante de la Policía Metropolitana de Cali, general Hugo Casas, confirmó la noticia a los medios.

Este secuestro se sumó a los otros dos que sucedieron en los últimos días en esta zona del país.

El pasado 28 de agosto, en la vía que va de Santander de Quilichao a Corinto fue plagiado el también comerciante Floriberto Díaz Díaz.
Según explicaron allegados a la víctima, el plagio sucedió cuando este última pretendía llegar a su residencia en Miranda, tras realizar unas diligencias en Santander de Quilichao.

“Hombres armados salieron al camino, lo interceptaron y después se lo llevaron para la parte montañosa como nos confirmaron testigos del hecho, desde entonces la familia no recibe noticias de él y optamos por denunciar el caso para que por favor respeten la vida de Floriberto”, explicaron los allegados, quienes solicitaron mantenerse en el anonimato.

Hay que recordar que este comerciante, propietario de varias estaciones de gasolina en Guachené, Vijes y Miranda, es secuestrado por segunda vez: hace un año, exactamente, fue plagiado y luego liberado gracias a la presión de la Guardia Indígena de Corinto, justo cuando en esta zona se desarrollaba un consejo de seguridad con el presidente Iván Duque.

Después, al día siguiente, y desde el municipio de La Unión, Nariño, familiares de Alexander Urresty Castillo denunciaban su desaparición, luego que este comerciante de café saliera de su casa para realizar unas actividades propias de profesión a la zona rural de dicha localidad.

Pasaron las horas, y al ver que Alexander no se comunicaba, los familiares optaron por buscarlo, confirmando así la noticia de que su camioneta y pertenencias fueron abandonadas en el sector de Mojarras, Mercaderes, Cauca.

“Ya después se denunció este caso y se presume que lo tengan retenido, y como a Alexander lo quieren mucho en La Unión, entonces la gente realizó el martes una marcha para pedir su regreso”, indicó una familiar.

Hasta la fecha, y según cifras dadas por la Fiscalía, son ya cinco casos de secuestros denunciados este año en el Cauca, sin contar el caso de la desaparición de seis personas en la zona rural de Corinto, caso catalogado como desaparición forzada por las autoridades competentes
.
De igual forma, y de acuerdo con la versión del comandante de la Policía en el Cauca, coronel Fabio Rojas, durante este año se han registrado 30 capturas de hombres implicados en casos de secuestro y extorsión.

“24 de estas personas eran integrantes de la disidencia de las Farc ‘Dagoberto Ramos’ y las demás, miembros de la estructura disidente ‘Estiven González’, ambas organizaciones son las responsables de esta clase de delitos en el Cauca”, indicó el oficial.

Según Fiscalía, son cinco secuestros denunciados este año en el Cauca, sin contar la desaparición de seis personas en Corinto, caso catalogado como desaparición forzada.

Restos de asesinados en Suárez
Los cuerpos de Karina García y su madre, Blanca Otilia Sierra, así como el de las otras cuatro víctimas de la masacre en el corregimiento La Betulia, de Suárez, Cauca, serían entregados a sus familiares solo hasta mañana viernes.

Así lo aseguró Orlando García, padre de Karina, quien acudió a Medicina Legal para adelantar los tramites correspondientes.

“Nos dijeron que iban a tratar de hacer lo posible para entregarnos los cuerpos el viernes. En este momento están en proceso de verificación de identidades”, dijo García.

Entre los trámites realizados, afirmó, le tomaron una prueba de ADN a él y a su otra hija, hermana de Karina, para individualizar los cuerpos de la candidata a la Alcaldía de Suárez y su madre, Blanca Otilia.

Cabe recordar que la masacre se presentó el pasado domingo 1 de septiembre y al parecer fue perpetrada por la columna móvil ‘Jaime Martínez’, disidencia de las Farc, según el Ministerio de Defensa, que destinó una recompensa de $100 millones por información de alias Mayimbú, líder de la organización.

“Los cuerpos quedaron totalmente calcinados, por lo que no se ha podido determinar hasta ahora quién es quién”, agregó el padre de la candidata asesinada.

Author: Red Sonora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *