Minsalud confirma muerte de menor indígena en Chocó por extraña enfermedad

Compartir

El Ministerio de Salud confirmó que ha logrado identificar uno de los cinco menores de edad indígenas que habrían fallecido en el Chocó por efectos de una extraña y hasta ahora desconocida enfermedad que está afectando gravemente la salud de niños indígenas del Bajo Baudó.

El coordinador de la Oficina de Emergencia y Desastres del Ministerio de Salud, Luis Fernando Correa, afirmó que la comisión que se encuentra en la zona, solo ha logrado conocer de la muerte de un menor de edad.

“Nosotros tenemos un reporte muy serio además, porque yo personalmente pude hablar con Orlando Moya, líder de la comunidad indígena del Chocó, nos reporta con nombres y algunos detalles de la muerte de cinco menores d edad, lo que nos preocupa a todos, pero nosotros hemos querido confirmar esa situación con el propósito de identificar qué fue lo que pasó”, subrayó.

Según las denuncias de la comunidad wounaan, los menores han presentado síntomas como fiebre, vómito, diarrea y deshidratación.

“Hemos logrado identificar familiares de uno de ellos, uno menor de dos años, los otros no han aparecido y por eso estamos ampliando la actividad de salud para llegar a ellos y saber qué fue lo que pasó, si tuvo fiebre, diarrea, malaria o qué les pasó”, destacó.

Agregó que está a la espera del informe de los representantes de la IPS que adelanta la brigada de salud y las valoraciones de los niños indígenas, debido a las difíciles condiciones.

“Estamos con la necesidad de contactar a los padres de estos menores que han sido reportados como desaparecidos con este propósito de identificar qué puede estar pasando”, dijo.

Señaló  que de las 160 personas que han sido atendidas en Buena vista, cuatro de ellas han sido trasladadas a la cabecera municipal de Pizarro, con infección respiratoria, con cuadros de enfermedad diarreica aguda.

“Hasta el momento no hemos logrado detectar que sea contagioso o que ponga en riesgo a la población”, dijo.

Por su parte, el coordinador del hospital del Bajo Baudó, Pablo González, aseguró que la emergencia es grave, al tiempo que confirmó que pese a que una misión médica hace presencia en la zona, no hay garantías para esos niños que mueren por deshidratación.

“Les advierto que la muerte de niños en las comunidades indígenas va a seguir mientras el Gobierno Nacional no ponga atención a nuestras necesidades y actúen“, aseguró González.

Dijo que esa comunidad indígena vive en un abandono y confinamiento total. Sostuvo que de 100 niños indígenas, por lo menos 80 menores están desnutridos. Insistió que requieren ayudas humanitarias urgentes, por parte del Gobierno Nacional, que tanto los ha abandonado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *