Organismos de socorro atienden deslizamiento en el relleno Doña Juana de Bogotá

Compartir

La Unidad Administrativa de Servicios Públicos (UAESP) confirmó que durante la noche de este martes se presentó un deslizamiento en el relleno sanitario Doña Juana, al sur de Bogotá, hecho que no dejó  maquinaria u operarios afectados.

“Durante la primera inspección se evaluó lo ocurrido y se determinaron las acciones inmediatas que deberá ejecutar el operador del Relleno Sanitario Doña Juana para garantizar la seguridad de la ciudadanía y operarios“, indicó la UAESP en un comunicado.

Dicha situación generó fuertes olores y afectación en residentes de barrios aledaños como Mochuelo, San Joaquín y la localidad de Usme en donde los habitantes reportaron ardor en los ojos, mareo y olores nauseabundos. Inclusive los olores llegaron hasta otras localidades como Fontibón, Bosa y Kennedy.

“Tenemos ardor en los ojos, algunos dolor de cabeza, los olores son fétidos y no podemos dormir“, dijo  Yasmín Muñoz, una de las habitantes del Mochuelo Bajo.

 

“Sabemos que el deslizamiento se presentó desde la tarde en la zona siete, deslizamiento que el operador ha venido tapado con arcilla para que no nos demos cuenta“, denunció la mujer, quien además es una de las líderes comunales de la zona sur.

En la puerta principal del Relleno, sobre las 11:28 p.m., de este miércoles, arribaron tres máquinas de bomberos para ingresar a evaluar la situación pero les fue negada la entrada y tuvieron que irse por inmediaciones del relleno para tratar de apreciar alguna novedad.

En torno a esta emergencia registrada, la UAESP criticó la gestión del operador CGR: “Sobre la situación del Relleno la UAESP, el pasado lunes 27 de abril, denunció en un debate en el Concejo de Bogotá las fallas que se han encontrado por la deficiente operación del Doña Juana por parte del operador CGR y además la entidad informó sobre los procesos judiciales que en este momento se desarrollan por la operación del Relleno”, cita el documento.

Finalmente, esta entidad indicó que ya notificó a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales y  la Superintendencia de Servicios Públicos para que a primera hora de este miércoles lleguen al lugar para evaluar con la luz del día la magnitud de lo ocurrido.

Por su parte, la alcaldesa Claudia López, emitió una serie de trinos con los que cuestionó la labor del operador del botadero de basura de Bogotá.

Aseguró que aunque la emergencia no fue grande, sí se está hablando de graves afectaciones a la salud de muchos ciudadanos.

La mandataria distrital anunció que  “con mejor luz (al amanecer), podremos realizar las acciones de mitigación del deslizamiento, que fue al interior del relleno. Confiamos que Anla y la Superintendencia de Servicios nos apoyen para retomar el manejo responsable del relleno y superar este lastre para nuestra ciudad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *