Expertos rajaron al gobierno Duque en materia de seguridad y defensa

Compartir

En dos años del gobierno del presidente Iván Duque la fuerza pública ha atravesado varios altibajos, marcados por escándalos de corrupción, violación de mujeres por parte de militares, espionaje a diferentes personajes del país y casos de falsos positivos entre otras denuncias de delitos e irregularidades.

La situación ha sido tan compleja que la cartera de Defensa ya va por su segundo ministro. Guillermo Botero, el primero en el cargo, salió tras una sucesión de escándalos que sacudieron al Ejército. La gota que rebosó la copa fue la revelación de un bombardeo de las Fuerzas Militares en el que murieron menores de edad, de lo que nunca hubo información oficial.

Su reemplazo, Carlos Holmes Trujillo no se ha salvado de las embestidas.

Durante su administración se ha presentado el caso de la violación por varios militares a una menor de edad indígena, no ha podido frenar los crímenes de líderes sociales ni de excombatientes de la extinta guerrilla de las Farc, sufrió el accidente de un helicóptero donde murieron 11 uniformados y ha tenido que seguir arrastrando la carga de los escándalos de la administración Botero.

Caracol Radio consultó a expertos en seguridad para conocer su opinión frente a los dos años de gobierno del presidente Iván Duque; uno de ellos rajó al gobierno en seguridad y defensa, otro indicó que pasaba raspando y el tercero aseguró que alcanza a pasar la materia.

Para Néstor Rosanía, el crecimiento de las llamadas disidencias de la Farc bajo los mandos de Iván Márquez y Gentil Duarte, el aumento de los delitos de seguridad ciudadana durante y después del aislamiento por el coronavirus, los imparables crímenes de líderes sociales y de ambientalistas, hacen que el Gobierno se raje en seguridad y defensa.

“Hay un fenómeno que se creía había desaparecido en el país y es el tema de los homicidios colectivos. Las masacres han regresado, se han registrado 150 asesinatos en el marco de masacres, también están los crímenes de líderes sociales y Colombia es donde más asesinan a quienes defienden temas ambientales”, dijo Rosanía.

Por su parte, Jairo Libreros, experto en estrategia militar, dijo que, si bien el Gobierno ha tenido aciertos, el haber tenido a dos ministros de Defensa deja ver que la política de seguridad y defensa no va por buen camino: “Los aciertos que tuvo el Gobierno fue la formulación de políticas públicas, con debate académico, la intervención de las fuerzas militares en el medio ambiente y haber definido los lineamientos de una política de seguridad ciudadana para los gobernantes locales”.

Sobre desaciertos, Libreros dijo que sigue el Gobierno sin tener un control de la fuerza pública y que eso está evidenciado en los escándalos que se han presentado en este sector: “Sigue la administración sin tener control político de las fuerzas militares, los escándalos del Ejercito han sido lo más difícil de esta administración, por la usencia de control”.

El tercer opinador es el general Guillermo León, excomandante de la Fuerza Aérea, quien destacó que el actual Gobierno haya frenado el crecimiento de los cultivos ilícitos, logrando una reducción del 9%, en el número de hectáreas con hoja de coca en el país.

También resaltó que haya puesto en la agenda de la fuerza pública la protección de la biodiversidad del país y de las fuentes hídricas, temas que no se habían tenido en cuenta en el pasado.

“Es una política de seguridad y defensa de temas innovadores, la protección del agua y la biodiversidad hacen mover las instituciones para su protección, eso es valioso porque es vital para la supervivencia del país”, dijo el oficial de la reserva activa.

Agregó que en “temas de narcotráfico se controló la tendencia ascendente del número de hectáreas cultivadas y ahora viene controlar y disminuir esas hectáreas cultivadas, eso permitirá también reducir la violencia en las regiones, sabemos que el narcotráfico es uno de los generadores de violencia en el país”

Por último, dijo que “queda pendiente la aspersión aérea. Es importante que se empiece, para reducir las áreas cultivadas, así como continuar con el programa de erradicación de cultivos ilícitos; en el tema del proceso de paz se ha avanzado, hay un compromiso con los exguerrilleros de base que están comprometidos con la paz desarrollando los proyectos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *