Primo del senador Uribe sería el eslabón con el exparamilitar Carlos Vélez

Compartir

La defensa del senador Álvaro Uribe, así como la de Diego Cadena, han sostenido que los hoy detenidos nunca pidieron buscar testigos y mucho menos sobornarlos. Afirman los defensores que por el contrario, el exparamilitar Carlos Enrique Vélez y Juan Guillermo Monsalve fueron quienes buscaron al expresidente a través de su abogado Cadena para ofrecer una retractación, pero las pruebas de la Corte Suprema, indican todo lo contrario.

En la providencia de la Corte que ordenó la detención del expresidente, se señala que el senador Uribe Vélez conoció del exparamilitar Carlos Enrique Vélez a través de su primo el condenado parapolítico Mario Uribe.

“…de vieja data, Vélez Ramírez sostenía relaciones no muy claras con su defensor Samuel Sánchez Cañón. Éste último, además, abogado sindicado penalmente del delito de soborno a testigos, de quien se estableció testimonialmente que es cercano a Mario Uribe, primo del Investigado Uribe Vélez (…) A raíz de esa comprobada relación Sanchez Cañón, y Uribe Escobar, se advierte que fueron puestos en contacto y se conocieron el senador, Álvaro Uribe Vélez y Diego Cadena Ramírez, es más, así fue como por conducto de Samuel Sánchez Cañón, que Diego Cadena Ramírez, entró en comunicación con Carlos Enrique Vélez Ramírez, no para un fin lícito, se enfatiza, sino para obtener la elaboración de una carta”. dice el documento.

 

En la audiencia de imputación de cargos contra el abogado Diego Cadena, la Fiscalía sostuvo que el abogado ofreció 200 millones de pesos al exparamilitar Carlos Enrique Vélez para que declarara a favor del expresidente, de los cuales solo se materializaron $48 millones.

De ese monto $10 millones fueron a través del abogado Samuel Sánchez Cañón, y con destino al hijo del abogado del exparamilitar, y así lo reiteró el juez del caso.

“El hijo del ciudadano Carlos Enrique Vélez, en su declaración jurada, en efecto dijo: a mí sí me contactó el abogado de mi papá, quién es el abogado de mí papá, el doctor Samuel Sánchez Cañón, y el abogado Sánchez Cañón me giró, me dijo abra una cuenta para consignarle y como no tenía cuenta ese señor, entonces conseguí una cuenta de un amigo en el Banco de Bogotá y me abonaron $5 millones, y después ya tenía mi cuenta de nómina en Bancolombia y me abonaron los otros $5 millones, pero él sí es enfático en decir que quien realiza las consignaciones es Samuel Sánchez Cañón”.

Para la Corte Mario Uribe, primo del expresidente, y el abogado Samuel Arturo Sánchez Cañón, habrían incurrido en el delito de delito de fraude procesal y soborno en actuación penal para sobornar al exparamilitar Carlos Enrique Velez y por ello compulsó copias a la Fiscalía para que los investigue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *