Relato testimonial de Aurelio Iragorri Valencia, de su experiencia padeciendo Covid19

Compartir

Consiente de que a la gran mayoría de infectados no les da casi nada y el 96% son asintomaticos, voy a contar que siente un sintomático de alto riesgo por las preexistencias, es decir el grupo minoritario del 2% (el otro 2% han fallecido). Esta ha sido mi experiencia personal espero ser útil para ti y la familia, sólo agradecimientos por ese apoyo.

Aurelio Iragorri Valencia

Que duro esto pero por fin vamos saliendo. No era fácil para mí papá por su edad y su condición física este virus lo tuvo muy grave. Ya se ve muy muy mejor pero quedó con algunas secuelas y se ve y escucha bastante afectado, pero tendremos más años con su compañía. Un ejemplo de vida y aguante no se quejó ni un día y cuando nos veíamos decía: cómo sigue? Como si el único enfermó fuera yo, que vine disque a apoyarlo y acompañarlo.

Mis preexistencias de operado del corazón, diabetes, presión alta, fumador y mayor de 53 (a los 50 se termina la garantía), eran la combinación de factores de riesgo más alto según las estadísticas, así que los síntomas te hacen reflexionar al sentir la muerte cercana y los síntomas fueron duros. En este sentido fue importante controlar la mente para ayudarle al cuerpo.

Me dio casi de todo empezando por dolor de cabeza, mal de estómago, irritación en los ojos, dolor profundo en el pecho, tos permanente, ahogos, dolor en el cuerpo, luego fiebre, sudoración increíble, inflamación del pulmon, arritmias cardíacas, descuadre en los niveles de glucosa, baja en las pulsaciones del corazón y en la presión, tembladera en las extremidades, en fin una locura que se produce por la capacidad del virus no solo de atacar el sistema respiratorio sino que además afecta otros sistemas entre ellos las terminales nerviosas, el circulatorio, digestivo, la cabeza, mejor dicho se descuadra casi todo el cuerpo.

Con esta experiencia entendí que no se puede perder la gana de sobrevivir, ni puede invadirlo a uno el miedo, hay que mantener la calma y no angustiarse más de la cuenta, entender la realidad, no dejarse llevar por el pánico y hacer seguimiento horario (cada 3 horas) a los signos vitales para ir ajustando energía y orientando la defensa a cada uno de los sistemas.

Es un reto grande pero posible, sin lugar a dudas la condición previa física y mental son claves, la enfermedad es tan rápida e invasiva que es importante al sentir los síntomas iniciar inmediatamente y rápidamente el tratamiento, sin espera, para no dejarle cojer ventaja. En mi caso ya me había hecho antes dos tratamientos este fue mi tercero y definitivo si Dios quiere. Hay que actuar de una y eso debilita la capacidad del virus de hacer daño, hay que prevenir, cuidarse, lógicamente mejor que les dé con la vacuna, pero es una realidad y es tan contagioso que si nos da hay que estar preparados para ello con todo el ánimo y las energías altas para enfrentarlo.

Hoy me siento mejor aunque persisten varias dolencias, la más importante el descuadre de los niveles de glucosa q nos tiene afectados a ambos mal niveles superiores a 350 y luego bajonazos a menos de 58, el resto son ya menores, como un absurdo agotamiento físico y mental entre algunas otras cosas.

Hay que prepararse para enfrentar esta realidad y estoy convencido que con Dios y la ayuda energética de todos los que nos quieren uno sale.

No tengo palabras para agradecerte por estar tan pendiente, por tu afecto y aprecio y por tus oraciones y energía para superar esta situación. Hoy termina la etapa dos y supuestamente el próximo lunes ya debo salir “negativo”. Pandemia es pantemia.

Nuevamente gracias y un gran abrazo con el alma entera. Faltan aún 6 días más, tu apoyo es clave .

Nota: (como me traté-) Solo informativo esto si no cura por lo menos no hace daño, esto fue lo que yo hice.

  1. Me preparé haciendo un poco de ejercicio, tomé multivitamínicos, dieta sana y tranquilicé mis angustias existenciales dándole de comer al espíritu.
  2. Remedio casero aromático en la mañana y la noche hecho irviendo agua con:
  • 2 limones – 1 naranja
  • canela – moringa
  • gengibre – eucalipto – miel –
  • aspirineta y un dolex dura +.
  1. Ivermectina humana
    Me tomé una sola vez, una gota por cada kgr de peso. ( Me lo había tomado
  2. Dolex dura +
    cada 6 horas 2 pastillas.
  3. Antibióticos
    por 6 días, Amoxicilina 2 cajas. 1 pastilla Genérica diaria.
  4. Un antiinflamatorio. Cada 8 horas.
  5. Gotas para los ojos oftalmotrisol.
  6. Agua la que le quema litro y medio al día.
  7. Vitamina D Vitamina C.
  8. Buena energía
  • El control lo hice personalmente me pasaban la comida puesta en el piso de la puerta y separamos cubiertos, platos y vasos aparte marcados. Todo aislado ropa, comida y sin contacto con nadie. La meta es hacer lo necesario para no ir al hospital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *