Defensoría del pueblo se pronunció luego del asesinato de la autoridad indígena Oneida Argenis Yatacué

Compartir

“Rechazamos el asesinato de la autoridad ancestral y profesora Oneida Argenis Yatacué y de su esposo Marcelino Yatacué Ipia, en Corinto, Cauca, y hacemos un llamado de urgencia a las instancias judiciales, de protección y del gobierno local para adoptar medidas concertadas con las autoridades indígenas, que logren frenar la ola de violencia que hoy afecta a las lideresas indígenas del Cauca y principalmente a las mujeres de la subregión norte de ese departamento”, dijo este miércoles el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assis.

Ante el repudiable hecho de violencia ocurrido en Corinto, la Defensoría del Pueblo brinda las medidas de orientación, acompañamiento y seguimiento a las familias y a las comunidades afectadas. Sobre todo, al tener en cuenta que el de hoy no es un hecho aislado ya que, entre 2019 y 2020, seis mujeres con liderazgos políticos fueron asesinadas en el Cauca y cuatro de ellas eran indígenas.

En el 2021 hay una situación alarmante frente a los riesgos exacerbados para las mujeres, pues en tan sólo cuatro meses, cuatro lideresas indígenas perdieron sus vidas de forma violenta. Oneida Argenis Yatacué era Sathwesx, es decir, una autoridad indígena del pueblo Nasa.

“Los atentados contra las vidas de las lideresas generan un dolor incalculable a sus familias, infunden miedo, constituyen un obstáculo para la participación de las mujeres y un retroceso para la organización de sus comunidades, situación que agudiza la crisis sociopolítica que viven las comunidades étnicas en esta región del país. Es por ello que repudiamos las acciones violentas en su contra y nos comprometemos, desde nuestra misionalidad y competencia, a continuar la labor en defensa de sus derechos”, afirmó el Defensor Camargo Assis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *