Así se realiza la vacunación en el sector privado

Compartir

La vacunación contra el covid-19 por parte de privados inició, lo que representa un avance en la inmunización de los colombianos ya que complementa al Plan Nacional de Vacunación; sin embargo, hay que tener en cuenta varios aspectos que se establecieron en la Resolución 840 de 2021.

Lo primero, señaló Germán Escobar, jefe de gabinete del Ministerio de Salud y Protección Social, es que la adquisición de vacunas por parte del sector privado puede surtir varias vías.

“Por un lado se puede hacer una adquisición por la vía directa de negociación con farmacéuticas; sin embargo, por disposición de las mismas casas productoras -quienes lo han anunciado públicamente- esa vía de negociación pareciera no estar abierta”, indicó.

En respuesta a tal panorama surgió una segunda vía, que es a través de un apalancamiento de compra con el Gobierno Nacional. “Es la que se ha puesto en marcha y que ya dio el primer fruto de 1.5 millones de vacunas que llegaron al país y que se trabajó en conjunto con una amplia convocatoria liderada por la ANDI a múltiples empresas”, expuso el funcionario.

Vacunación

En ese orden de ideas, una vez adquiridas las dosis de las vacunas, el sector privado debe aplicarlas en Instituciones Prestadoras de Salud (IPS) debidamente habilitadas y, siempre y cuando, esas capacidades de vacunación sean complementarias y en ningún caso sean las instaladas para el Plan Nacional de Vacunación, de acuerdo con lo establecido en el acto administrativo precitado.

“No quiere decir que todas las vacunas deben ser colocadas de manera intramural dentro de una IPS”, precisó el jefe de gabinete, esclareciendo que los prestadores de salud pueden establecer jornadas de vacunación o modalidades de vacunación extramural a través de puestos complementarios, de acuerdo con las necesidades del comprador de las vacunas.

Es de tener en cuenta que para adquirir vacunas contra el covid-19, el sector privado debe cumplir los requisitos establecidos en la Resolución 840 de 2021, “no obstante son exigencias muy concretas”, sostuvo Escobar. El más importante es que, cualquier vacuna que ingrese al país debe tener las condiciones mínimas de seguridad establecidas por el Invima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *