A ninguna persona vacunada se le puede negar prueba: Fernández

Compartir

El Ministerio de Salud y Protección Social actualizó los lineamientos para uso de pruebas diagnósticas (antígenos y PCR) para Sars-Cov2; así lo dio a conocer Julián Fernández, director de Epidemiología y Demografía, quien resaltó que la principal actualización fue la inclusión de un apartado para pruebas en personas vacunadas.

“Todas las personas vacunadas, incluyendo las de esquemas completos, que tengan síntomas o que sean contactos estrechos de un caso confirmado, así no tenga síntomas, se les tiene que hacer pruebas. A ninguna persona vacunada se le puede negar prueba”, aseveró.

Este cambio en el lineamiento técnico se da a raíz de que algunas EPS han asumido que la persona está vacunada no necesita prueba, lo cual no es cierto y por eso en el nuevo documento se estipula la obligatoriedad de la aplicación oportuna de la prueba, así se esté vacunado, lo que permitirá cortar las cadenas de transmisión.

Fernández enfatizó que “no existe ninguna razón para negarle la prueba a personas vacunadas. Las personas vacunadas también deben estudiarse como parte de las cadenas de contacto y también deben aislarse tempranamente”, como lo ha reafirmado la Organización Mundial de la Salud y los CDC; asimismo hizo un llamado a los entes de control para que estén pendientes sobre el particular.

Recordó que, aunque es menor la posibilidad, quienes ya están inmunizados pueden ser portadores del virus y contagiar a otras personas, por ende, “lo importante no es solamente hacer la prueba, sino que la prueba conlleve a una acción; si la prueba es positiva, la acción es clara: el aislamiento”, dijo.

El director de Epidemiología y Demografía de la cartera de Salud aclaró que el aislamiento debe comenzar desde la presunción clínica o epidemiológica y no esperar el resultado de la prueba, ya que el virus es contagioso desde un día antes del comienzo de síntomas.

A su vez, reiteró que el tratamiento para vacunados es casi similar para no vacunados, por lo que las EAPB deben tomar muestra a todos los contactos estrechos del caso, diligenciar completamente la ficha y calidad de los datos registrados en el SIVIGILA, y el aislamiento preventivo obligatorio debe iniciarse con la presunción diagnóstica.

“Vacunado con esquema completo, asintomático y con prueba negativa, así tenga contacto estrecho, ahí sí puede regresar a trabajar o al colegio. Vacunado o no, todas las personas sintomáticas tienen que cumplir el aislamiento, independiente del resultado de la prueba. Personas asintomáticas que han sido contacto estrecho, si no están vacunadas tienen que cumplir el aislamiento”, explicó.

Pruebas a contactos



Julián Fernández llamó la atención de las EPS después de presentar los resultados de un ejercicio nacional realizado entre el 14 y 20 de septiembre. En éste, el Centro de Contacto Nacional de Rastreo -con capacidad para buscar hasta cinco contactos por caso- contactó aproximadamente a 5.000 personas y las remitió a sus EPS para que les fueran aplicadas las pruebas.

Sin embargo, solo al 27 % se les realizó la prueba diagnótica y el 73 % restante quedó sin gestión por parte de los aseguradores, por lo que exhortó a las EPS a cumplir las solicitudes, indistintamente de la EPS que tenga el contacto estrecho.

“El virus no discrimina aseguramiento”, apuntó e invitó a identificar los contactos y remitirlos a las EPS correspondientes si no pertenece a la que realiza la comunicación inicial, y recordó que “mantener el número de pruebas como estrategia de salud pública es fundamental en este momento”.

Situación epidemiológica nacional

Colombia continúa, tras dos meses seguidos, con una situación epidemiológica esperanzadora frente al covid-19, dada la caída en la mortalidad en todos los grupos de edad por covid, así como en todas las causas de muerte no fetales, lo cual mantiene al país en niveles prepandémicos.

Sin embargo, Fernández alertó que esta situación se debe cuidar para no repetir lo que ha pasado en países como Israel o algunos europeos, ante la eventualidad de un cuarto pico

“Tenemos una tendencia progresiva y sostenida del número de casos a nivel nacional, del número de muertes y de hospitalización en UCI por covid-19. No deberíamos tenerle miedo por sí solo al incremento del número de casos, todo parece indicar que, entre finales de este año y comienzos del otro año, el covid-19 va a transitar de ser una pandemia a una endemia con la que vamos a tener que convivir como con otros virus respiratorios”, señaló.

En este momento es vital para el país la transformación de ese próximo pico, para que se minimice el impacto en términos de vidas humanas, económico y social. De mantener la velocidad de transmisión menor e incrementar la vigilancia epidemiológica, se puede lograr, por eso es necesario acelerar el proceso de vacunación, que es la principal estrategia.

Actualmente la ocupación UCI nacional es del 54 %, por cada paciente hospitalizado por covid hay 7 hospitalizados no covid, y la curva de casos tiene caída pronunciada, con algunos pocos territorios con incremento.

“Tener la positividad baja indica ambas cosas: baja transmisión, pero también alta capacidad de búsqueda. Es mejor encontrar los casos a que luego encontremos las muertes; encontrar los casos nos permite rastrear cadenas de contagio”, apuntó el funcionario.

Todavía existe una brecha amplia de muertes entre población de riesgo vacunada y no vacunada, por lo que es necesaria la búsqueda activa de estas personas mayores de 50 años y mujeres gestantes.

De igual manera, las grandes capitales del país deben aumentar su aplicación de pruebas, como estrategia de salud pública, así como reforzar los mensajes de percepción del riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *