El ataque de encapuchados a ciudadano que salió en defensa de su familia al norte de Popayán

Compartir

Un gravísimo caso de intolerancia se registró ayer en medio del desalojo que intentaron hacer las autoridades en un predio privado de la vereda Lame, al norte de Popayán.

Al parecer un ciudadano, armado, salió en defensa de su familia y vivienda al ver que algunos encapuchados la emprendieron contra las residencias del sector, cuando estaba en todo su furor el enfrentamiento con la fuerza pública.

La situación quedó registrada por videos, realizado por la víctima de este caso, quien pide la aplicación de los hechos humanos para él y su familia, cuando los encapuchados lo atacan a piedra y roca.

Aunque este medio intentó conocer la versión de los líderes que participan en esta toma a la hacienda Río Blanco y del afectado por este ataque, hasta el momento no se han pronunciado sobre lo ocurrido. De hecho, los videos de este caso circulan ampliamente por las redes sociales.

Hay que recordar que el pasado 23 de noviembre, varios sujetos armados y en camioneta atacaron a las personas que permanecen en este predio privado, como forma de exigir a las autoridades locales el cumplimiento de los pactado en materia de vivienda para las clases pobres de Popayán.

El hecho ha generado indignación entre los habitantes de Popayán, porque muchos consideran que la protesta social no tiene por qué ser el escenario para atacar a las personas que son ajenas a esta clase de actividades.

“¡No más abusos disfrazados de protesta social! Una cosa es la legítima movilización ciudadana para exigir nuestros derechos como ciudadanos; y otra muy distinta atacar violentamente aquellos que no comparten nuestras ideas, como el caso registrado en el sector de la Vereda Lame”, denunciaron dirigentes políticos de Popayán.

Además, y en medio de este conflicto social, se conoció la postura de los dueños del predio, quienes ya iniciaron acciones legales ante la justicia colombiana para recuperarlo.

Mientras tanto, líderes sociales de la ciudad hacen un llamado a la administración municipal para que busque la forma de cumplir los acuerdos que pactaron anteriormente con las organizaciones de ‘viviendistas’, para detener la violencia que se registra en este sector de la ciudad.

Se espera además un pronunciamiento de las autoridades locales, en especial de la alcaldía, sobre la situación que se registra en este punto de la ciudad, la cual ya va a cumplir seis meses, sin que se encuentre una salida negociada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *