Colombia avanza en la actualización de la metodología de regulación de precios de medicamentos

Compartir

 La política farmacéutica establecida en nuestro país busca mejorar el acceso de la población a los medicamentos.

El control de precios de medicamentos logra hacer disponibles recursos para poder llegar a más personas. Reducir el precio de los medicamentos en Colombia, generar un ahorro significativo al Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS) del país y promover una mayor eficiencia en el gasto, son algunas medidas en las que avanza el Ministerio de Salud y Protección Social para mejorar el acceso a medicamentos a toda la población.

La Comisión Nacional de Precios de Medicamentos y Dispositivos Médicos (CNPMDM) viene trabajando en la actualización de la metodología de regulación de precios.

“Para ello, realizará, durante el primer semestre de 2022, una serie de mesas técnicas, con los diferentes actores, en las cuales será presentada la propuesta de la nueva Circular que establecerá dicha actualización. Posteriormente, la Circular será puesta a consulta pública y se espera que, en el segundo semestre del 2022, se ponga en operación”, explicó Leonardo Arregocés, director de Medicamentos y Tecnologías en Salud del Ministerio de Salud y Protección Social.

La Circular 03 de 2013 establece la metodología de aplicación del régimen de control directo de precios de medicamentos, con la cual “se ha logrado generar en el país, una reducción aproximada del 48 % en el precio de medicamentos, generando un ahorro al SGSSS de 2.8 billones de pesos”, afirmó Arregocés.

Durante los ocho años de implementación de la metodología actual de control de precios la Comisión ha llevado un proceso constante de revisión que permitió identificar aspectos de esta que pueden ser mejorados.

“Aunque se van a modificar algunos aspectos puntuales de la metodología, la política de regulación de precios de medicamentos seguirá teniendo como objeto, hacer compatibles las necesidades de salud pública con los principios de competencia, comercio y viabilidad de la inversión. De igual manera, producir beneficios en salud que justifiquen sus costos, con una aplicación clara, simple y práctica para los usuarios”, finalizó Arregocés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *