Luego de dos años volvió la tradicional procesión del Santo Ecce Homo, patrono de Popayán

Compartir

 El pueblo de Popayán se concitó nuevamente, luego de dos años de suspensión por la pandemia, alrededor de la celebración del primero de Mayo Día del Trabajo y la Fiesta en Honor del Patrono de los Trabajadores en el Cauca, el Santo Ecce Homo.

Esta tradición que se desarrolla desde 1938 cuando se conformó una Junta Pro culto al Santo Ecce Homo de Belén, es una tradición que permite a Popayán ser la única ciudad del mundo donde hay dos celebraciones el primer día de mayo: una de fe católica con la procesión del Amo y la otra por el sindicalismo que reclama reivindicaciones laborales al Estado..

La procesión de la imagen llevada en andas, discurrió normalmente desde el templo de San Francisco hasta la colina de Belén con un recorrido de casi tres horas acompañada de los trabajadores portando cirios.

FOTOGRAFÍA SANTIAGO CHIMBACO – PRESS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *